¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

martes, 11 de agosto de 2015

La "Sanjurjada" 10 de Agosto de 1932

LAS REFORMAS DE AZAÑA: MODERNIZANDO EL EJÉRCITO

Azaña quería un ejército más moderno y eficaz, más republicano también. Por eso uno de sus primeros decretos, de 22 de abril, obligó a los jefes y oficiales a prometer fidelidad a la República, con la fórmula: “prometo por mi honor servir bien y fielmente a la República, obedecer sus leyes y defenderla con las armas”.

Azaña propuso alejar al ejército de la política, reducir el número de oficiales o, al menos, impedir su crecimiento y reducir el tiempo del servicio militar. El ejército en España había sido el protagonista durante el siglo XIX de los golpes de estado y de los diversos gobiernos progresistas y moderados y tenía un gran poder en España.

La Reforma militar de Azaña fue duramente combatida por un sector de la oficialidad, por los medios políticos conservadores y por los órganos de expresión militares La Correspondencia Militar y Ejército y Armada. A Manuel Azaña se le acusó de que querer “triturar” al Ejército. La frase la sacaron de un discurso pronunciado por Azaña el 7 de junio en Valencia en el que, refiriéndose al control municipal por parte de los caciques, dijo que si alguna vez tengo participación en ese género de asuntos, he de triturar, he de arrancar esta organización con la misma energía, con la misma resolución, sin perder la serenidad, que he puesto en deshacer otras cosas no menos amenazadoras para la República”. No nombró al Ejército, pero daba igual.

A pesar de que esta reforma era considerada necesaria incluso por los estamentos militares,la reforma de Azaña ha sido valorada positivamente ya que en conjunto constituía un plan realista y coherente, que hubiera dotado a España de un Ejército acorde con sus necesidades debido al sobredimensionamiento del ejército, además de lo obsoleto de su material, estructura y preparación, la falta de tacto de Azaña con los militares desencadenó la animadversión de un importante sector de los mismos hacia las reformas, y por ende, hacia la República

LA SANJURJADA

En la madrugada de este 10 de Agosto de 1932, se produjo la primera intentona golpista contra el gobierno de la República, por parte del ejército. El principal instigador de la sublevación fue el General José Sanjurjo, a la sazón capitán general de Andalucía, liderando la operación desde su sede en Sevilla, desde donde se dirigió a la población con la proclama:
"Queda declarado el estado de guerra en toda la región a andaluza, con las consecuencias que dicho estado lleva consigo. Como capitán general de Andalucía, asumo el mando concentrado en mi autoridad de todos los poderes.
Así como dios me permitió llevar al ejército español a la victoria en los campos africanos ahorrando el derramamiento de sangre moza, confío en que también me será permitido con mi actitud, llevar la tranquilidad a muchos hogares humildes, y la paz a todos los espíritus". ¡Viva España, única e inmortal!"


Tras el fallido intento de golpe de estado, Sanjurjo, a instancias de sus adeptos intentó huir a Portugal, siendo detenido al intentar pasar la frontera en Ayamonte (Huelva), sometido a consejo de guerra, fue condenado en juicio sumarísimo a la pena capital ( que no se hizo efectiva debido a la conmutación de la pena por parte del presidente de la República Niceto Alcalá-Zamora).

Después de algún tiempo en el penal de El Dueso, se exilió a Portugal, a la ciudad de Estoril, desde donde intento volver en 1936 para liderar el nuevo intento de golpe de estado perpetrado por los militares contrarios al gobierno republicano, pero no consiguió su objetivo, ya que el avión que lo trasladaba a España, sufrió un accidente en el que resultó muerto.

Con la muerte de Sanjurjo, Franco se hizo con el liderazgo del alzamiento que desembocó en la fratricida guerra civil española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario