¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

sábado, 19 de octubre de 2013

BORIS. EL COMANDANTE ORTIZ

El Comandante Ortiz Benignno Mochkowsky (nombre de guerra: Boris; seudónimo: Comandante Ortiz, Miguel Ortiz Mora; Córdoba, 30/8/1911 - Buenos Aires, 26/11/1975) fue un obrero metalúrgico, militante comunista y combatiente en la Guerra Civil Española.

 Hijo de inmigrantes judíos rusos, fue anotado, por un error tipográfico del registro civil cordobés, con una "w" donde debía ir una "f". Militante de la Federación Juvenil Comunista de Córdoba a mediados de la década de 1920. Detenido luego del golpe militar de 1930, fue alojado por breve tiempo en el Departamento de Policía de Córdoba y enviado luego a la Sección Especial de Represión al Comunismo, en Buenos Aires, donde fue torturado por un grupo de policías encabezados por el mayor José W. Rosasco. Tras una escala en el Batallón de Arsenales de la Marina, donde fue sometido a simulacros de fusilamiento, fue alojado con otros presos políticos en el pabellón 3 bis de la cárcel de Villa Devoto. En agosto de 1931 formó parte, con los dirigentes comunistas José Peter, Gerónimo Arnedo Álvarez y José Benjamín Manzanelli y el anarquista Domingo Varone, de la segunda remesa de presos enviada al temible penal de Ushuaia, en Tierra del Fuego. Por su actitud desafiante y su conspicua barba roja, fue el más maltratado en un penal donde los presos sufrían todo tipo de torturas y vejámenes. 

En abril de 1932, el nuevo presidente de la Nación, Agustín P.Justo, declaró una anmistía a los presos políticos, por lo cual regresó a Buenos Aires a bordo del navío "Chaco". Fue asignado por el Partido Comunista a desempeñarse en el Socorro Rojo. Unos meses después, al estallar la guerra de Chaco, fue enviado a Bolivia para organizar un movimiento de agitación antibélica. Allí fue detenido, acusado de espionaje y condenado a pena de muerte. Un año mas tarde fue liberado: el Ministro de Relaciones Exteriores de España, Julio Álvarez del Vayo, y el Embajador del mismo país en Perú, Luis Jiménez de Azúa, intercedieron por él ante el gobierno boliviano. Perdiendo todo contacto con el partido argentino, por sus propios medios llegó a España, donde se reunió con Victorio Codovilla, por entonces delegado de la Komintern ante el PCE (Partido Comunista de España). 

El Socorro Rojo Internacional le encomendó tareas en el Comité de Ayuda a los Prisioneros Políticos en 1934. Se sumó a las Milicias Antifascisas Obreras y Campesinas (MAOC) poco antes del estallido de la Guerra Civil Española, en 1936. Fue Comandante del V° Regimiento, participó de la creación del Batallón "Thaelmann" e ingresó en el Ejército Republicano Español con el grado de Mayor, llegando a ser Comandante de la XXIV Brigada bajo el nombre de guerra de "Miguel Ortiz Mora"; también era conocido como "Comandante Ortiz". Fue el Jefe mejor valorado por los milicianos de la 24 Brigada Mixta. Durante su comandancia la Brigada resurgió de una severa crisis, impulsó la escuela de soldado bajando los índices de soldados que no sabían leer ni escribir al mínimo posible, impulsando en todos sus batallones “la escuela del soldado” (al ingresar casi el 80 % no sabían leer ni escribir), impulsó todo tipo de actividades culturales entre sus soldados, (durante el tiempo entre los combates), así como la cultura sanitaria preventiva, especialmente querido por sus soldados convirtió a la Brigada en Especial de Choque hasta su integración en el Ejército del Ebro. Peleó en la defensa de Madrid, en Talavera de la Reina, en Toledo, en Jarama, Brunete y el Ebro. Tuvo una acción destacada en la batalla de Cuesta de la Reina. Peleó hasta la caída de Catalunya, y salió a pie de España por los Pirineos, en febrero de 1939, acompañando el éxodo masivo. Fue prisionero en un campo de concentración para exiliados republicanos en Francia. Volvió a la Argentina en 1940 trabajando primero como estibador en el puerto y luego como obrero metalúrgico. Estuvo preso con otros 250 dirigentes y militantes del PC y otros grupos de izquierda en la isla Martín García desde 1944 hasta agosto de 1945. Fue secretario de la Comisión Interna de la fábrica metalúrgica FAMAG, en la localidad bonaerense de Wilde. Integró el aparato de inteligencia del PCA. Se casó en 1948 con Nelly Brancamonte, que se desempeñaba como dactilógrafa del diario comunista La Hora y con quien tuvo dos hijos, Jorge y Víctor. Murió de cáncer seis días después de la muerte de Francisco Franco, en 1975. Fue enterrado en el cementerio de Flores. 

 El Comandante Ortíz pudo llevar en su vida aquella máxima que escribió el poeta Julius Fucik: 

“Cuando la lucha es a muerte;
el fiel resiste;
el indeciso renuncia;
el cobarde traiciona…,
el burgués se desespera,
 y el héroe combate

No hay comentarios:

Publicar un comentario