¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

lunes, 23 de diciembre de 2013

EL DISCURSO HUMANO ES EL ORIGEN DE LA LITERATURA. LOS GÉNEROS NATURALES.




El hombre tiene unas necesidades expresivas y comunicativas y uno de los vehículos que utiliza para satisfacerlas es el lenguaje(también los gestos, las imágenes, etc.). A través del discurso lingüístico, el hombre
1) expresa su manera de percibir las cosas (sus sentimientos, sus conocimientos, etc.) 
2) pretende producir un determinado efecto en el receptor (enseñar, emocionar, persuadir, entretener, etc.).

Determinados tipos de discursos lingüísticos han ido codificándose y han ido formando los géneros del discurso, entre los cuales destacan los llamados géneros literarios que son los que están dotados de “literaridad”(en el sentido que hemos visto en el apartado anterior): la lírica, la épica y la dramática y la didáctica (a esta última la llamaremos también en sentido más amplio, prosa de no ficción). 

“Los géneros proceden de la codificación de propiedades discursivas” “Los géneros literarios tienen su origen, lisa y llanamente, en el discurso humano” (“El origen de los géneros”. Todorov).

Nos encontramos por tanto, que los géneros literarios son naturales al hombre y que sus rasgos peculiares se han ido codificando a lo largo del tiempo. Surge por eso la terminología de “géneros naturales”, “supragéneros” o “archigéneros” que posee un sentido más amplio que la de “géneros literarios”.

La lírica, la épica, la dramática y la didáctica sonmodos de expresarse naturales al hombre cuyas características se han ido desarrollando y codificando según las funciones que han ido ejerciendo y las necesidades que han ido cubriendo.No son simples convenciones formales o estilísticassino que existen como respuesta a necesidades humanas distintas, por eso se dice que los géneros literarios tienen un fundamento antropológico de gran trascendencia social.


En toda realidad social o cultural encontramos estas manifestaciones. En principio fueron la lírica, la épica y la dramática, y a partir del siglo XVII se unió la cuarta, la didáctica.

1.Lo lírico es lo que surge en primer lugar. Tiene un carácter “primitivo”, ingenuo, ideal, con tendencia a lo eterno.

2.Lo épico surge en segundo lugar. Se suele relacionar con la conciencia histórica, desarrollada en un marco de mayor complejidad social que requiere procesos de identificación colectiva. Crea signos y lazos de identidad y pertenencia.

3.Lo dramático, en tercer lugar. Necesita más desarrollo social y cultural, porque la representación teatral es más compleja. Exige memorización, escenario material y público. Se dice que el drama surge cuando los mecanismos ideológicos de la época fallan o resultan poco eficaces para mantener el orden simbólico y de valores que dotaba de identidad y cohesión al grupo social. El drama está más cercano a la vida o lo real, en la medida en que es el mejor medio de resolver los problemas de identificación y cohesión colectiva. Además el teatro permite integrar la lírica y la épica en el texto dramático y la representación.

4.Lo didáctico o prosa de no ficción, en último lugar. Aunque no es de los clásicos, responde al hecho de que existen modos de discurso literario que no pueden ser asimilados a los otros tres.

Cada género manifiesta una forma peculiar de concebir, percibir, comprender y transmitir la realidad, en función de la intención que guíe al emisor.Cada género supone adoptar una óptica diferente (un modo distinto de “mirar” las cosas):

  • la lírica expresa emociones
  • la épica cuenta historias
  • la dramática imita la vida
  • la didáctica sirve para persuadir

La elección de un género determina unos modos expresivos específicos de ese género, es decir, unos mecanismos específicos de producción y organización del discurso o texto.Todos los géneros responden al impulso artístico común y propio de los textos literarios pero cada uno emplea recursos sintácticos, discursivos y textuales propios, o de modo intensivo y predominante, que se caracterizan por configurar a) un sujeto distinto de la enunciación, b) con modos de presencia y relación con el texto distintivos, (es decir, que hablan desde posiciones distintas), y c) con intenciones pragmáticas diferenciadas.

Así pues, el tema de los géneros ha de enfocarse hoy desde una perspectiva nueva, tomándolos como lo que en realidad son: modos discursivos, formas de organizar el texto y el discurso en función de cómo el autor perciba y quiera construir la realidad (real o ficticia), por un lado, y en función de qué efectos emotivos y estéticos quiera producir en unos posibles receptores.


Cada uno de los géneros naturales o archigéneros se ha manifestado (y se manifiesta) bajo diversas apariencias a lo largo del tiempo y también dentro de un mismo corte temporal: a esos diferentes modos de concretizarse los diversos archigéneros se les denomina géneros históricos o, simplemente, géneros. Por ejemplo: los cantares de gesta medievales (poemas en verso que narraban las hazañas de un héroe) y las novelas actuales (policiacas, rosas, de ciencia ficción, del Oeste, históricas, etc.) son géneros históricos que pertenecen al archigénero narrativo o épico.

Bajtin (El método formal en los estudios literarios. Madrid, Alianza, 1994) hizo unas afirmaciones importantes sobre este aspecto de los llamados géneros naturales:

  • Cada género es capaz de abarcar tan solo determinados aspectos de la realidad. 
  • Cada género posee sus propios recursos peculiares que nos permiten acceder a aspectos de la realidad que sólo a través de ellos nos son accesibles: determinados principios de selección, determinadas formas de visión y concepción de la realidad, determinados grados en la capacidad de abarcarla y en la profundidad de penetración en ella. 

“Cada género, si en verdad se trata de un género significativo, es un complejo sistema de recursos y modos de dominación conceptual y de conclusión forjadora de la realidad” (Bajtin, 1994: 213).

Así, los recursos de la novela y el modo de descubrimiento y dominio de la realidad humana que la novela establece, no son iguales a aquellos que hacen posible el género dramático.



No hay comentarios:

Publicar un comentario