¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

viernes, 9 de mayo de 2014

9 DE MAYO. DÍA DE LA VICTORIA

Cuatro años de muerte, sangre y desolación
sembrada por la bestia nazifascista
que trató de eliminar todo lo que construimos
y enviarnos al basurero de la historia.

Pero no pudieron vencer a Rusia ya su Revolución
gloriosa fue la resistencia del pueblo y los comunistas
intentaron destruirnos pero al final vencimos
dejando una huella imborrable en la memoria

Pero aunque el Bastardo haya muerto,
la Puta que lo engendró sigue estando caliente
tenerlo siempre en cuenta, tenerlo siempre presente:
ahora, el fascismo ha renacido y ha vuelto

al fascismo no se les discute porque es incapaz de razonar
se le debe destruir por el bien de la humanidad
es la única manera que tiene los pueblos para vivir en paz
es la única manera de defender la libertad.

Durante la existencia de la Unión Soviética, el 9 de mayo se celebró en toda la Unión y en los países del Bloque del Este. Aunque la conmemoración fue introducida en muchas repúblicas soviéticas aproximadamente entre 1946 y 1950, sólo se convirtió en un día no laboral en las RSS de Ucrania (1963) y de Rusia (1965). En esta última, el día no laborable se dio en uno de los días de la semana (normalmente un lunes) a partir de 1966, si el 9 de mayo caía en un fin de semana (el sábado o el domingo).
La celebración del Día de la Victoria continuó durante los años siguientes. La guerra se convirtió en un tema de gran importancia en el cine, la literatura, las lecciones de la historia en la escuela, en los medios de comunicación y en las artes. El ritual de la celebración obtuvo gradualmente un carácter distintivo con una serie de elementos similares: reuniones ceremoniales, discursos, conferencias, recepciones y fuegos artificiales.
Después del deterioro del comunismo en Europa Central y Oriental, la mayoría antiguos países de la URSS retuvieron la celebración, aunque formalmente no es celebrada por algunos de ellos. En Rusia durante los años 90 el 9 de mayo no se celebró masivamente, porque las manifestaciones masivas al estilo soviético no encajaban con la forma en que los liberales que estaban en el poder en Moscú se comunicaban con los residentes del país. La situación cambió cuando Vladímir Putin llegó al poder. Comenzó a promover el prestigio de la historia y el gobierno soviético, todas las fiestas nacionales y conmemoraciones se convirtieron en una fuente para la autoestima nacional. Desde entonces el Día de la Victoria en Rusia ha estado cada vez más convirtiéndose en una alegre celebración en la que la cultura popular juega un gran papel. La celebración del 60 aniversario del Día de la Victoria de Rusia en 2005 se convirtió en la mayor fiesta nacional y popular desde el colapso de la Unión Soviética.

No hay comentarios:

Publicar un comentario