¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

martes, 30 de septiembre de 2014

MALCOM X: VIDA Y LEGADO REVOLUCIONARIO


La figura de Malcolm X ha dejado una huella importante en la historia de Estados Unidos y nuestra historia contemporánea: Fue un valiente defensor de los derechos de los afroestadounidenses, un hombre que acusó a los estadounidenses blancos en las más duras condiciones de sus crímenes contra sus compatriotas negros. En cambio, sus detractores lo acusaron de predicar el racismo y la violencia. Ha sido descrito como uno de los mayores y más influyentes afroestadounidenses en la historia. Pero ¿quién era Malcom X? ¿Por qué ha dejado huella en la historia? ¿cuál es su legado?

Biografía

Nacido en Nebraska en 1925, hijo de un pastor protestante y de una mujer mulata, nacida de la violación de una negra por un hombre blanco; durante su infancia sufrió los continuos traslados de residencia de su familia, huyendo de las agresiones de grupos racistas, que culminaron con el asesinato de su padre en 1931.

En 1942 se instaló en Nueva York. Después de vivir en una serie de casas de acogida, Malcolm X se involucró en el tráfico de drogas, la prostitución y el robo en Boston y Nueva York, y en 1945 fue condenado de ocho a diez años de prisión.

Tras haber pasado su condena, abandonó las drogas, estudió por correspondencia y contactó con la Nación del Islam (NOI), el movimiento religioso musulmán liderado por Elijah Muhammad. En la cárcel, Malcolm X, influenciado por sus hermanos, se convirtió en miembro de la Nación del Islam.

Ingreso a la Nación del Islam

Pasó así del crimen y la marginalidad a la que le habían condenado las circunstancias, a un eficaz activismo político en defensa de una minoría racial maltratada. Al salir de la cárcel en 1952 se adhirió a la Nación y cambió su apellido por la «X», que simbolizaba el apellido africano original que los negros americanos habían perdido.
Explicó su nombre diciendo: "la 'X' musulmana simboliza el verdadero apellido africano que él nunca podría conocer. Para mí, mi 'X' reemplaza el nombre de amo blanco de Little que algún diablo de ojos azules llamado Little impuso a mis antepasados paternos".

Su labor de propaganda extendió la influencia de la NOI en Detroit, Boston y Filadelfia; fundó el periódico Muhammad Speaks; y llegó a ser el responsable de la NOI en Nueva York.

Desde finales de los cincuenta fue presentado por los medios de comunicación como un apóstol de la violencia, tergiversando su mensaje de rechazo de la dominación blanca y de autodefensa contra el racismo. Su popularidad determinó una rivalidad con Elijah Muhammad que terminaría con la escisión de Malcolm X en 1964, cuando tuvo conocimiento de que existían planes para asesinarle.

Malcolm X propugnaba participar más activamente en la lucha política, denunciando que ni las acciones de reforma individual de la NOI, ni la campaña por los derechos civiles conducirían por sí solas a la liberación de los negros. Fundó su propio movimiento, la Mezquita Musulmana.

Malcolm X estaba a favor de la completa separación de los afroamericanos de los blancos. La Nación del Islam propuso la creación de un país para las personas negras en el sur de Estados Unidos como una medida provisional hasta que los afroamericanos pudieran regresar a África.

Cuando fue interrogado acerca de sus declaraciones de que los blancos eran diablos, Malcolm X dijo que "la historia demuestra que el hombre blanco es un diablo". Enumeró algunas de las razones históricas que, a su juicio, apoyaban su argumento: "Cualquiera que viole, y saquee, y esclavice, y robe, y lance bombas en pueblos... cualquiera que haga estas cosas no es más que un diablo".

Malcolm X consideraba el islam como la "verdadera religión de la humanidad negra", y que el cristianismo era "la religión del hombre blanco" que había sido impuesta a los afroamericanos por sus amos “. Enseñó que Wallace Fard Muhammad, el fundador de la Nación, era Alá, y que Elijah Muhammad era su Mensajero o profeta.

En aquel mismo año cumplió el precepto religioso de peregrinar a La Meca, aprovechando para visitar siete países musulmanes. Este viaje le convirtió a una forma más ortodoxa del Islam, en la que veía posible la hermandad de todas las razas; abandonó el racismo de la NOI, dejó de predicar el separatismo y pasó a proponer la emancipación de la raza para poder tomar el control de sus propias organizaciones y comunidades

En un segundo viaje aquel año tomó contacto con importantes líderes africanos (Nasser, Nyerere, Nkrumah, Kenyatta…) e incorporó a su discurso la lucha contra el imperialismo norteamericano; su reflejo fue la fundación, todavía en 1964, de la Organización de la Unidad Afro-Americana, un movimiento laico de tendencia socialista. Estas transformaciones no llegaron a dar fruto, pues fue asesinado al año siguiente, probablemente por orden del propio Muhammad.




Perseguido por ser negro y comunista

Malcolm X empezó a evolucionar políticamente hacia posiciones revolucionarias: Fue perseguido por el FBI en marzo de 1953 tras haberse declarado a sí mismo como un comunista. Pronto el FBI centró sus preocupaciones sobre la posible asociación del rápido ascenso de Malcolm en la Nación del Islam con el Partido Comunista.

Tras una emisión de televisión en Nueva York acerca de la Nación del Islam en 1959, El Odio Que Produce El Odio, Malcolm X se dio a conocer a un público mucho más amplio. Los representantes de los medios de comunicación impresos, la radio y la televisión frecuentemente pedían su opinión sobre cuestiones y asuntos. También fue tratado como un portavoz por periodistas de otros países.

Reunión con Fidel Castro y otros líderes del África poscolonial

En septiembre de 1960, Fidel Castro llegó a Nueva York para asistir a la reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Hospedado en el Hotel Theresa en Harlem, Fidel Castro fue recibido por Malcolm X fue un Fidel Castro estaba tan impresionado por Malcolm X que solicitó una reunión privada con él.

Durante la reunión de la Asamblea General, Malcolm X fue invitado a más actos de las naciones africanas, conoció, entre otros, a Gamal Abdel Nasser de Egipto, Ahmed Sékou Touré de Guinea y Kenneth Kaunda del Congreso Nacional Africano de Zambia.

Ruptura con Elijah Muhammad y la Nación del Islam

El 1 de diciembre de 1963, cuando fue preguntado acerca del asesinato del Presidente John F. Kennedy, Malcolm dijo que fue un caso de "los pollos que vuelven a casa a dormir". Además agregó que "cuando los pollos regresan a casa a dormir no me siento triste, siempre me alegro". Describió el asesinato de Patrice Lumumba en 1960, el del activista de los derechos civiles Medgar Evers, y el atentado de la Iglesia Bautista de la Calle 16ª en Birmingham (Alabama), como algunos de los pollos que habían llegado a casa a dormir.

Los comentarios de Malcolm X provocaron una protesta pública generalizada. La Nación del Islam, que había emitido un mensaje de condolencia a la familia Kennedy y ordenó a sus ministros no hacer comentarios sobre el asesinato, censuró públicamente a Malcolm X. Aunque Malcolm X mantuvo su puesto y rango de ministro, se censuró durante 90 días.

El 8 de marzo de 1964, Malcolm X anunció públicamente su ruptura con la Nación del Islam. Dijo que aún era musulmán, pero que la Nación había llegado "lo más lejos posible", debido a sus rígidas enseñanzas religiosas. Malcolm X anunció que iba a organizar una organización nacionalista negra que intentara "aumentar la conciencia política" de los afroamericanos. También expresó su deseo de TRABAJAR con otros líderes de derechos civiles y dijo que Elijah Muhammad le había impedido hacerlo en el pasado.

Cambios en su pensamiento

Después de que abandonara la Nación del Islam, Malcolm X comenzó a articular sus propias opiniones. Durante el último año de su vida, su filosofía fue flexible, y es difícil de categorizar sus opiniones sobre algunos temas. Algunos de los temas a los que Malcolm X volvió con frecuencia en sus discursos demostraron una relativa consistencia de pensamientos.

Malcolm X siguió defendiéndola legítima defensa de los afroamericanos argumentando que si el gobierno no quería o no podía proteger a las personas negras, debían protegerse a sí mismos "por cualquier medio necesario". Rechazó la no violencia como el único medio para garantizar la igualdad.

Malcolm X hizo hincapié en la perspectiva global que había adquirido de sus viajes internacionales. Enfatizó en la "conexión directa" entre la lucha nacional de los afroamericanos por la igualdad de derechos con las luchas de liberación de las naciones del Tercer Mundo. “Los afroamericanos tenían razón cuando pensaban en sí mismos como una minoría; en un contexto mundial, las personas negras eran una mayoría, no una minoría.”
Malcolm X también habló ante partidos políticos como el Socialist Workers Party (Partido Socialista Obrero, SWP), el mayor partido trotskista de Estados Unidos, y, en efecto, en los días y semanas previas a su muerte había discutiendo la realización de una gira nacional patrocinada por el brazo juvenil del SWP.

A pesar de que ya no pedía la separación de los negros de los blancos, Malcolm X siguió abogando por el nacionalismo negro, que él definía como la autodeterminación para la comunidad afroamericana. En los últimos meses de su vida, sin embargo, Malcolm X comenzó a reconsiderar su apoyo al nacionalismo negro tras encontrarse con que los revolucionarios de África del Norte eran blancos.

Amenazas en su contra

Las tensiones entre Malcolm X y la Nación del Islam aumentaron.
La Nación del Islam y sus dirigentes comenzaron a amenazar Malcolm X, tanto en privado como en público. El 23 de marzo de 1964, Elijah Muhammad le dijo al ministro de Boston Louis Farrakhan que hipócritas como Malcolm X deberían tener "la cabeza cortada". La edición del 10 de abril del periódico Muhammad Speaks incluía una caricatura de la cabeza de Malcolm X cortada y rebotando contra el suelo. El 9 de julio, John Ali, uno de los principales asesores de Muhammad, respondió a una pregunta sobre Malcolm X diciendo que "cualquiera que se oponga al Honorable Elijah Muhammad pone en peligro su vida". El 4 de diciembre figuró un artículo en el Muhammad Speaks de Louis X en el que hablaba en contra de Malcolm X y en el que declaraba que "un hombre como Malcolm es digno de muerte".

Algunas amenazas fueron hechas de manera anónima, y durante el mes de junio de 1964, la vigilancia del FBI registró dos amenazas. El 8 de junio, un hombre llamó a la casa de Malcolm y dijo a su mujer que "dicen de él que es tan bueno como hombre muerto". El 12 de junio, un informante del FBI informó de recibir una llamada telefónica anónima de alguien que dijo que "Malcolm X va ser liquidado".

En junio de 1964, la Nación del Islam puso una demanda reclamando la vivienda de Malcolm X en Queens (Nueva York). La demanda fue un éxito y Malcolm X recibió la orden de desocupar la casa. El 14 de febrero de 1965, la noche antes de una audiencia programada para aplazar la fecha de desalojo, la casa fue incendiada. Malcolm X y su familia sobrevivieron y nadie fue acusado de ningún delito.


Asesinato de Malcolm X


El 21 de febrero de 1965, en el Audubon Ballroom de Manhattan, Malcolm X comenzó a hablar en una reunión de la Organización de la Unidad Afro-Americana, cuando estalló un alboroto entre la multitud. Un hombre grito: "¡Negro, quita las manos de mi bolsillo!". Mientras los guardaespaldas de Malcolm acudieron para ver lo que ocurría, otro hombre disparaba en el pecho a Malcolm con una escopeta recortada. Junto a otras dos personas le dispararon en 16 ocasiones. Uno de los asesinos fue capturado y golpeado por la muchedumbre, pero los demás lograron escapar. Malcolm X fue declarado muerto poco después de llegar al Centro Médico de la Universidad de Columbia.

Su legado: los Panteras Negras

Sin embargo, su muerte no fue el fin de su pensamiento: En octubre de 1966 Huey P. Newton, Bobby Seale y David Hilliard fundarían el Partido de los Panteras Negras en Oakland, California.  Al año siguiente del asesinato de Malcolm, para los actos de conmemoración del aniversario, propusieron llevar al campus un escuadrón de jóvenes armados, propuesta que fue rechazada. Tras ese incidente, dejaron el Consejo y decidieron formar el Partido Pantera Negra.

El Partido de los Panteras Negras fue el heredero de las ideas de Malcolm X, porque trató de poner en práctica sus ideas. Llevó a cabo programas para mejorar el nivel de vida de la Comunidad Negra en losEstados Unidos. El FBI los declaró enemigo público número uno en 1969, y ese fue uno de los factores claves para su desaparición.

La ideología inicial del grupo se articulaba en torno al llamado "Programa de los Diez Puntos":

1-Queremos la libertad, queremos el poder de determinar el destino de nuestra comunidad negra;
2-Queremos pleno empleo para nuestra gente;
3-Queremos el fin de la rapiña de nuestra comunidad negra por parte del hombre blanco;
4-Queremos viviendas decentes, adaptadas al ser humano;
5-Queremos para nuestra gente una educación que muestre la verdadera naturaleza de esta sociedad americana decadente.
6-Queremos una educación que enseñe nuestra verdadera historia y nuestro papel en la sociedad actual;
7-Queremos que todos los hombres negros seamos exentos del servicio militar;
8-Queremos el fin inmediato de la BRUTALIDAD POLICIAL y DEL ASESINATO de la gente negra;
9-Queremos la libertad para todos los hombres negros detenidos en las prisiones y en las cárceles federales, estatales, de condado y municipales;
10-Queremos que toda la gente negra enviada a juicio sea juzgada en tribunales paritarios o de gente de la comunidad negra, como está previsto en la constitución de los Estados Unidos;
Queremos tierra, pan, vivienda, educación, vestido, justicia y paz.

Dentro de sus acciones sociales destacan el programa de desayuno para niños, la habilitación de clínicas gratuitas para la población y la lucha contra las drogas, pues las consideraban como un arma de alienación. Además impartían clases gratuitas de derecho y economía, autodefensa y primeros auxilios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario