¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

lunes, 24 de diciembre de 2012

REFLEXIÓN SOBRE LA NAVIDAD

Ahora que llega la Navidad, los cristianos empiezan sus campañas de solidaridad con los que menos tienen. Es un acto respetable pero como mínimo insuficiente. Insuficiente porque lo único que hace es aliviar paulatinamente el dolor de la herida cuando debería curarla para evitar que la infección se propague por el resto del cuerpo sano.

Como comunista aspiro a cambiar el mundo de raíz y crear una sociedad socialista fundamentada en valores éticos y morales como el respeto, la igualdad salarial, la igualdad de oportunidades y la socialización de los medios de producción.

Por eso creo que la caridad no es suficiente: la caridad es un mero parche que trata de tapar las fracturas de un sistema inhumano como es capitalismo que se está desmoronando.

Por otra parte, el capitalismo ha convertido esta fiesta en una mera fiesta de consumo donde lo fundamental es consumir y gastar dinero sin control, obviando las realidades de nuestras vidas y por eso, los medios de comunicación nos bombardean con publicidad, anulando nuestra capacidad racional, incitándonos a un consumo desenfrenado utilizando las estrategias propagandísticas de manera goebbliana: a través de la repetición, la saturación y apelando a nuestra parte emotiva nos obligan a gastar, a consumir, a ser un eslabón más de esta cadena consumista y ser una pieza más del sistema que ellos defienden.

Asimismo, los ayuntamientos se gastan un montón de dinero en alumbran las ciudades cuando nos están recortan el Estado de bienestar, con el mismo discurso de que es insostenible, provocando que a través de la repetición de esta idea, las personas se acaben convenciendo de que es así y se ahoguen en esa cortina de humo que provoca el capitalismo para esconder todos sus defectos y mentiras.

Como rojo, soy radical y, basándome en un sentido estricto de dicha palabra, busco la raíz del problema ( en este caso, el propio sistema) que provoca despidos, desahucios, suicidios, desempleo... y, sabiendo cual es el problema, busco solucionarlo y plantear una alternativa. Personalmente, como dijo Ortega, yo soy yo y mis circunstancias: sé que que cada persona es un mundo y que posee sus propias ideas, ideología, creencias... y que, dentro del ejercicio de su propia libertad, tiene esa capacidad de elección y de decisión. Claro está, citando a Newton, que toda acción conlleva una reacción: por tanto, las personas deberían ser consecuentes con sus actos y sus decisiones y, por ende, con las consecuencias que conlleven.

Por eso no me gusta la caridad cristiana: porque no resuelve los problemas y, hay veces que por mucho yodo que pongas en las heridas, lo realmente necesario es cercenar el miembro y, a partir de ahí, caminar por la senda de un mundo mejor que está en nuestros corazones.

Por último, sólo me queda desearles:

FELIZ FALSEDAD

2 comentarios: