¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

viernes, 25 de noviembre de 2011

LOS NIÑOS SOLDADOS

El ser humano es el único animal sobre la faz de la tierra que obliga a sus crías a realizar labores de adulto, privándoles de una parte fundamental en la etapa de desarrollo: la infancia.
En la actualidad hay más de 300.000 niños soldados, que combaten en guerrillas y ejércitos nacionales, a los cuales se les ha lavado el cerebro, manipulándoles para satisfacer las ansías de riqueza y poder de tiranos, que lo único que hacen es explotar al pueblo.

Estos niños son reclutados tanto por las fuerzas armadas de los gobiernos, como por los grupos irregulares ( paramilitares, guerrillas, grupos de autodefensa).
De los alrededor de 30 conflictos armados existentes, en 24 se están utilizando a menores de 15 años, incluso menores de 10 años.

En muchos casos los niños constituyen la cuarta parte de los combatientes.
Se les suele obligar a presenciar y a ejecutar torturas, asesinatos y violaciones.
Se les juzga bajo las mismas condiciones que a los adultos y en países como EEUU o Afganistán se les condena a penas de muerte.

Las armas ligeras, por su accesibilidad, bajo coste y sencillo manejo facilitan la participación de los menores en las guerras.

A las niñas, además de reclutarlas como soldados, se las obliga a tener relaciones sexuales con los combatientes; esto aumenta el riesgo de contraer graves enfermedades de transmisión sexual.
En muchos casos, estas niñas se quedan embarazadas y tienen que gestar al hijo del enemigo. Por esta razón sus familiares y comunidades las suelen repudiar.
Las secuelas físicas y psíquicas que padecen son difíciles de superar.
El empobrecimiento endémico que sufren estos países empuja a los niños a alistarse en los grupos armados como medio de supervivencia.

EEUU es el único país desarrollado que no ha ratificado la Convención de los Derechos del Niño. Cosa curiosa que EEUU, al cual mucha gente considera el primer estado democrático de finales de la edad Moderna, y que, por tanto, debería tener en su constitución una ley que defendiera a los niños y prohibiera su intervención en un conflicto armado, sea uno de los países con mayor número de niños soldados del mundo.

¿ Debemos, pues, fijarnos en el llamado American Way of Life, del cual se afirma que es el mejor camino para permitir la evolución de la sociedad hacía un horizonte de respeto, igualdad y otros valores éticos fundamentales?

La ONU debe intervenir en este problema, pero su estructura favorece a los fuertes, permitiendo el derecho a veto a países que atentan contra la humanidad. ¿ No debería haber, pues, un cambio en el ámbito mundial?
¿ Qué deberíamos hacer nosotros, gente corriente, ciudadanos de a pie para evitar este problema? La respuesta es la educación y la enseñanza de valores éticos y democráticos que permita a los niños crecer, desarrollarse y elegir su propio camino en el futuro al convertirse en adultos.

La Declaración de Derechos del Niño obliga a los menores a recibir una educación justa y garantizarles unos derechos que les permita su paso de madurez en la fase evolutiva de niño a adulto. Si les privamos de esos derechos, ni siquiera Dios sabrá el camino que tomarán los adultos del mañana.

¿ Es este el futuro que vamos a garantizar a los que formaran parte de la sociedad próxima?

Porca miseria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario