¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

martes, 11 de noviembre de 2014

LA INFLUENCIA DE LAS SERIES DE TELEVISIÓN EN LA SOCIEDAD

INTRODUCCIÓN

Walt Whittman sostenía que los Medios de Comunicación eran una “ventana al mundo” que servía a la vez como un elemento de de difusión y de conocimiento del mundo y una forma de crear modelos a seguir. Las series de televisión, además de entretener a la audiencia y permitirla desconectar de la abrumadora realidad, han servido para vender el American Way of Life.
La evolución y desarrollo de las series televisivas en España llegó más tarde que en otras partes del mundo, como por ejemplo Estados Unidos, de donde nos llegaron los primeros seriales. Sin embargo, con el despegue de las cadenas privadas, desde los 80 hasta nuestros días se han convertido en un género habitual en todas las cadenas. La proliferación de títulos ha hecho que no todas tuvieran un gran interés y calidad para el público. No obstante, se puede concluir que hoy día es un género consolidado y que las de mayor calidad han pasado a convertirse en referentes televisivos.
La proyección política de la cultura va más allá de las acciones de los ministerios, los gobiernos, la iglesia… las series de los medios de comunicación han sido cauces para la creación de estereotipos y modelos a imitar por la audiencia: las series norteamericanas se han convertido en un referente cultural, no solamente por su entretenimiento, sino por la venta de una forma de vida totalmente distinta a la vivida en la España franquista. En el caso español, la llegada de las series televisivas empezó como un elemento propagandístico más del régimen pasando por un modelo de reivindicación de la cultura censurada por la dictadura hasta la venta de un nuevo modelo de vida.
Las series de los diversos Medios de Comunicación han sido una creación de estereotipos y modelos y la venta de una nueva forma de vida, primero afín a los valores del franquismo y que posteriormente se ha ido adaptando conforme evolucionaba la sociedad española manteniendo viva su esencia: la creación de de una imagen a imitar por los españoles.



LAS SERIES  ESPAÑOLAS DE LOS AÑOS SETENTA

Los años setenta en España son periodo de inflexión política: conforme se acerca la muerte de Franco, el país vive una enorme agitación social, las estructuras del régimen parecen desmoronarse (incluida la censura). Este hecho queda reflejado en las series de televisión, aunque las series eran mayoritariamente costumbristas o adaptaciones de novelas del siglo XIX.

Las series de televisión se convierten en una forma de burlar la censura. A través del entretenimiento y del poder de la televisión, las series se transforman en una canal de denuncia social bien recibido por la audiencia.  Las series se hacen eco de los aires de cambio y de libertad de finales de esa década, aunque la verdadera cristalización de la libertad de expresión se daría a partir de los años ochenta.

La muerte de Franco marca un punto de inflexión en la década. Ya existía una antelación social rupturista con el régimen franquista: las movilizaciones políticas y sindicales se acentúan, la presión internacional aumenta, el descontento se generaliza incluso en los funcionarios del régimen (conflictos entre reformistas y el búnker). La estructura político-social franquista empieza desmoronarse y las dos posturas enfrentadas tienen su reflejo en las series de televisión. La conflictividad social reactiva la censura. Sin embargo, es un hecho imparable y queda reflejada en las series de televisión.

Algunas de las series más importantes de la década son:
  • Las Aventuras y desventuras de Mateo de Jesús Puente y dirigida por Jesús Yagüe (1972). La serie es la adaptación de la obra de Aldo de Benedetti. La serie gira en torno a la persona de Mateo Martínez, un español medio con una tendencia a meterse en líos y con mala suerte.A pesar de la cierta “apertura cultural”, las series siguen vendiendo el estereotipo español del régimen franquista. El caso de Las Aventuras y desventuras de Mateo es un claro ejemplo. Poco a poco conforme avance la década se irán rompiendo estos estereotipos.
  • Animales racionales fue una serie de televisión, emitida en la temporada 1972-1973 por  Televisión española. Realizada por Gabriel Ibáñez y con guiones de Álvaro de la Iglesia, cada episodio contaba una historia con principio y final e independiente. El hilo conductor de la serie era la  exposición cómica de situaciones pintorescas que ponían al límite a  los personajes. Otro elemento común además de los guiones de La Iglesia fueron las interpretaciones de los Manolo Gómez Bur y Antonio Casal, que se alternaban semanalmente en el personaje protagonista.
  • Al filo de lo imposible fue una serie de televisión, emitida por TVE en 1970, con guiones de José López Rubio y realizada por Cayetano Luca de Tena, Manuel Aguado o Pedro Amalio López. Eran piezas cortas de teatro, independientes.
  •  60 grados en torno a... fue una miniserie musical española dirigida por Valerio Lazarov y estrenada por TVE en 1972. En cada uno de los programas, el protagonista era un cantante famoso que interpretaba los mayores éxitos de su carrera junto a alguna canción grabada especialmente para el programa, y con la presencia de invitados especiales de la música y el humor. Destaca por ser una de las primeras producciones de TVE en color. Para su rodaje en color, se utilizaron cámaras de cine.
  • Suspiros de España fue una serie de  emitida en la temporada 1974-1975. Cada uno de los episodios se centra en la vida cotidiana de la España de la década de los 70 con un tono de crítica costumbrista, centrada en los anhelos y deseos de los españoles del día a día. También daba continuidad el elenco de actores que protagonizaron esta ficción, interpretando un papel distinto cada semana. La censura del régimen se va desmoronando poco a poco y se permite cierta crítica a algunos comportamientos éticos de la sociedad. Sin embargo, no es una crítica radical, ya que todavía vive el dictador y su régimen.
  • Buenas noches, señores fue una serie de televisión de 13 episodios, protagonizada por Julia Gutiérrez Caba, dirigida por Gustavo Pérez Puig, con guiones de Víctor Ruiz Iriarte y emitida por Televisión española en 1972. La serie presenta, en episodios sin relación argumental, escenas domésticas y costumbristas de la vida española de la época. El único hilo conductor es la protagonista.
  • Los camioneros fue una serie española de televisión, emitida en 1973, dirigida por Mario Camus, con guiones de Pedro Gil Paradela, música de Antón García Abril y protagonizada por Sancho Gracia. Paco (Sancho Gracia) es un camionero que acompañado de su inseparable amigo Lorenzo (Carlos Otero), recorre las carreteras de España viviendo toda clase de aventuras.
  • Cañas y barro es una serie de televisión, basada en el libro de Vicente Blasco Ibáñez, dirigida por Rafael Romero Marchent y estrenada por TVE en 1978. Con esta serie se iniciaba la práctica de TVE de adaptar para televisión grandes novelas de autores españoles de los siglos XIX y XX.
  • Compañera te doy fue una serie española de televisión, emitida por TVE en 1973, escrita por Alfonso Paso y protagonizada por Carlos Larrañaga y María Luisa Merlo. La serie narra, en tono de comedia, las relaciones de pareja en distintas situaciones y momentos históricos. Los protagonistas interpretan varias escenas totalmente independientes.
  • Curro Jiménez es una serie de televisión española emitida de 1976 a 1978 en TVE, creada por el dramaturgo uruguayo Antonio Larreta. Está basada en el bandolerismo andaluz del siglo XIX, cuya acción se desarrolla principalmente en la Serranía de Ronda. Curro Jiménez refleja la vida de  Andrés López, el barquero de Cantillana, personaje del S.XIX al que la justicia le obligó a echarse al monte. Los personajes principales son cuatro bandoleros: Curro Jiménez (Sancho Gracia), el Algarrobo (Álvaro de Luna), el Estudiante (José Sancho) y el Fraile (Francisco Algora), que al morir en la serie es sustituido en la banda por el Gitano(Eduardo García).El bandolerismo andaluz fue una figura clave en el siglo XIX. Las desamortizaciones de Madoz y Mendizábal generaron el problema del latifundismo en el sur de la península. La serie de Curro Jiménez es un reflejo de la realidad andaluza y una forma eficaz de crítica y de denuncia social de la situación del campo andaluz, del caciquismo y de la brecha existente entre señoritos y jornaleros sin tierra.
  • Las doce caras de Eva es una serie de televisión de 12 episodios, emitida por TVE en la temporada 1971-1972, realizada por Jesús Yagüe y Jaime de Armiñán. Describe la vida en un correccional, desde la perspectiva de cada una de las protagonistas., quienes representan los signos del zodiaco que marcan sus personalidades.
  • La barraca es una serie de televisión dirigida por León Klimovsky y estrenada por Televisión española en 1979. La serie se basa en la novela homónima de Vicente Blasco Ibáñez. La serie narra las dificultades de la vida en la Valencia rural de finales del siglo XIX. El tío Barret se ve expulsado de las tierras que ha cultivado su familia durante generaciones al no poder pagar la renta al propietario D.Salvador. Sus vecinos Pepeta y Pimentó hacen causa común con el resto de los habitantes de la huerta para impedir que esa finca vuelva nunca a ser cultivada. Pero Batiste, acompañado de su mujer Teresa y de sus hijos Roseta, Batistet Ramón, Eustaquio y el pequeño Pasqualet, se instalan en la barraca con intención de sacar adelante el trabajo por pura necesidad de subsistencia. A partir de ese momento deberán además hacer frente a la hostilidad del resto de los aldeanos que los ven como dóciles colaboradores del terrateniente. Sólo el tío Tomba y su nieto Tonet, enamorado de Roseta, parecen apiadarse. Tras varios incidentes, que acaban con la muerte del pequeño Pasqualet y de Pimentó, los vecinos terminan incendiando la barraca y provocando la marcha de Batiste y su familia.
  •  Los maniáticos fue una serie española de televisión, dirigida por Fernando García de la Vega, con guiones de Carlos Muñiz y emitida por TVE en 1974.La serie narra la peculiar vida cotidiana de una familia corriente, aunque algo estrafalaria, al frente de la cual se sitúa Don Jonás, el padre, viudo desde hace poco y que convive con su criada Jacinta, pero que ve perturbada la paz de su casa con la llegada de su hija Lola, su yerno Pablo y sus terribles nietos.
  •  Un mito llamado..., subtitulada Los mitos fue una serie española de televisión, emitida por TVE con dirección de Juan Guerrero Zamora e interpretación de Nuria Torray. A lo largo de cada episodio se revisaba un mito de forma crítica y  con un análisis social del comportamiento humano.
  •  Paisaje con figuras fue una serie de televisión producida por RTVE dirigida por Mario Camus, con guiones del escritor Antonio Gala. Cada capítulo se centra en un personaje de la Historia de España, en el momento que pasó a la historia.  Sirvió para difundir la cultura y la historia de España.



LAS SERIES QUE VIENEN DE FUERA: LA INFLUENCIA NORTEAMERICANA

La apertura del régimen conllevó consigo un mayor acercamiento al bloque occidental liderado por los Estados Unidos. Títulos como Embrujada, La Casa de la Pradera, Bonanza y Kung Fu son la vanguardia de las series norteamericanas basadas en el entretenimiento y en la difusión de una cultura de ocio. Sin embargo, estas series recogen elementos propagandísticos que indirectamente empiezan a vender el modo de vida americano.
 Con el paso del tiempo, las series norteamericanas doblarán y multiplicarán la audiencia de las series autóctonas, creando una nueva hegemonía cultural en la sociedad española asentando las bases de una sociedad de consumo aún mayor semejante a la vivida en el continente americano.


CONCLUSIÓN

España está viviendo un punto de inflexión que marcará un hito en su historia contemporánea. Hay dos posturas enfrentadas: por un lado, está los partidarios del régimen franquista (tanto aperturistas como el búnker) que defienden la estructura social  y cultural de la dictadura y que pretenden mantenerla viva a través de la figura de Juan Carlos príncipe de España. Y por otro lado, la oposición al régimen unida en la denominada “Platajunta” intenta romper de forma radical con los paradigmas del régimen. Las series de televisión se hacen eco de la conflictividad social, aunque se hará de forma más explícita a partir de la década de los ochenta. El franquismo va perdiendo poco a poco una de sus herramientas de control, la cultura, que va a volver a convertirse en un arma política de denuncia social.

La cultura se transforma en un elemento hegemónico contra el pensamiento único de la dictadura y la televisión en un intelectual orgánico que permite difundir las nuevas ideas de cambio que reclama la sociedad española. Este hecho se verá de forma más explícita durante los años ochenta, aunque es en los setenta donde nace y va asentándose satisfaciendo las necesidades de cambio de la propia sociedad.

1 comentario:

  1. Pues estoy muy de acuerdo contigo, la tele se mete en el núcleo más íntimo del grupo social (o sea, en la propia casa) y se va dosificando ideología de tal manera que empezamos viendo a Curro Jiménez y terminamos celebrando Jalogüín... y todo lo que citas, claro.

    ResponderEliminar