¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

miércoles, 15 de enero de 2014

CUANDO LA DEMOCRACIA ESTÁ SECUESTRADA POR LA BANCA PRIVADA


Cuando hablamos de democracia todos los demócratas republicanos creemos hablar de un sistema superior inviolable por ninguna otra fuerza que no sea la del pueblo y aunque no se mencione todos sabemos que la realidad es bien distinta, aunque no nos guste reconocerlo,  la economía del libre mercado está muy por encima de cualquier democracia y poder del pueblo actuales.

Es conveniente saber que el término economía es una expresión que proviene del griego “oikos” casa y “nomos” administración (administración de una casa), y es la “ciencia” que se ocupa de la manera en que se administran unos recursos que son escasos, con objeto de producir bienes y servicios, y distribuirlos para su consumo entre los miembros de una sociedad.
Los demócratas creemos en la separación de poderes como protección efectiva para evitar una pérdida de derechos y hacer balance de fuerzas, pero esto no es posible con el libre mercado actual. Actualmente no hay leyes rigurosas que hagan un equilibrio efectivo entre economía pública y economía privada, es necesario crear una estructura solida, pública e independiente que controle la economía en España. Es imprescindible crear está estructura para evitar la destrucción del sector público que garantiza el bienestar de todos los ciudadanos de un país, ya que si el sector privado coge más fuerza, intentará a toda costa destruir los sectores públicos para convertirlos en un negocio en vez de un derecho fundamental. No hace falta aportar muchas pruebas sobre el asunto, los innumerables casos de privatización y la abundante pérdida de derechos los vivimos día a día.

La economía mundial y las entidades privadas

La economía mundial es un claro ejemplo del neoliberalismo: Adam Smith en su libro Las Riquezas de las Naciones afirmó que “Una característica del liberalismo económico es la que indica al Estado que debe «dejar hacer, dejar pasar» es decir no intervenir. El mayor abanderado de esta idea Bentharn: «el gobierno no puede hacer nada más que lo que podría hacer para aumentar el deseo de comer y de beber. Su intervención es perfectamente inútil.»

Adam Smith otorgó al mercado un papel fundamental. Toda su filosofía económica refleja una confianza absoluta en las capacidades Al mercado para armonizar, en todo momento y lugar, la vida de los hombres, sus esfuerzos y sus necesidades. Como los fisiócratas, Adam Smith fue firme partidario del "iaisser-faire". Para él, es preciso dejar actuar la "mano invisible": cuanto menos gobierna el gobierno, mejor es. Dos fenómenos deben ser combatidos: el despilfarro público y el monopolio, "obstáculo del mercado libre". Adam Smith se presenta como defensor absoluto de los consumidores, condenando todo intento que se oponga a la formación del "mejor precio". Según él, el juego natural de la oferta y la demanda en el mercado libra fija el nivel natural de los precios, puesto que la gran mayoría de la sociedad consiste en que el individuo no piensa que en su propio beneficio es conducido por la "mano invisible" a cumplir una finalidad que, de ningún modo, está en sus intenciones. El interés general deviene la suma de los intereses particulares: existe una Providencia que se sirve de los instintos egoístas para forjar las virtudes sociales. "No intentemos hacer el bien—escribe Adam Smith—; dejémoslo nacer como subproducto del egoísmo."
Muy pronto la escuela clásica descartará este sublime optimismo bajo la influencia de dos teóricos ingleses: el reverendo Thomas Robert Maithus (17661834) y el agente de cambio David Ricardo (1772-1823). El primero, intelectual, se dedicará a la minuciosa descripción de ios acontecimientos. El segundo, hombre de negocios, se comprometerá en las más sutiles abstracciones para exponer sus ideas.

Thomas Jefferson aunque no sea del agrado de todos por los temas de la esclavitud entre otras cosas, tenía razón en algunos asuntos de economía:
Yo creo que las entidades financieras son más peligrosas para nuestras libertades que un ejército en armas. Si el pueblo americano permitiera alguna vez que los bancos privados controlen la emisión de moneda circulante, primero a través de la inflación y luego por la deflación, los bancos y las corporaciones que crecen a su alrededor despojarán al pueblo de toda propiedad hasta que nuestros hijos despierten un día sin hogar y desamparados en el continente que sus padres conquistaron. Thomas Jefferson, Tercer Presidente de los EE. UU. 1802 

Y razón no le faltaba a pesar de los casi 200 años de historia. El Tratado de Lisboa, que fue aprobado  el 26 de junio de 2008 por el PP y PSOE entre otros, establece que no será el BCE, sino la Banca privada, la encargada de financiar a sus países miembros, rompiendo el equilibrio con la banca pública de cada país y dejándonos en manos del sector privado. 
También no debemos olvidar la modificación de la constitución que realizaron el PP, PSOE y UPN el 23 de Agosto de 2011 y al tratarse de una reforma por proceso ordinario, no fue necesario un referéndum. Está modificación llevada por traidores supone:
1.      Techo de gastoLimitar el déficit limita la capacidad de financiación del Estado y con ello principalmente los gastos sociales, desde las pensiones, sanidad, educación, hasta los transportes, cuerpo de bomberos, salario de funcionarios, etc. Hay que reflexionar
2.       Prioridad absoluta de la bancaCada euro que entre en tesorería tendrá que ir destinado a pagar la deuda e intereses, no pudiendo pagar sueldos, pensiones, prestaciones, ni ningún tipo de gasto hasta que no haya cubierto totalmente dicho importe.
3.       No se podrá negociar: Lo que se ha ordenado es la paralización inmediata del Estado en pro del pago a la banca, ya que estos créditos no podrán ser objeto de enmienda o modificación. 
Con la modificación de este artículo de la constitución se impuso la DICTADURA de los mercados en España, la conclusión final del análisis del artículo 135 es que cualquier otro artículo queda anulado ante esta dado que no se permitiría pagar nada hasta no haber liquidado la deuda.
Es curioso ver que analizando la modificación de la constitución y el tratado de Lisboa, juntas, hacen una soga perfecta para matar poco a poco al sector público, que tanta buena reputación tiene en nuestro país dejando todo a cargo de la economía privada y nuestros derechos en el retrete.



La economía actual y los recursos del planeta

Muchos sabemos, aunque hagamos oídos sordos y miremos para otro lado, que los recursos de nuestro planeta no son ilimitados y ya solo por este hecho, esta economía está destinada al fracaso. La economía mundial de producción se basa en valores como la alta productividad, la venta desproporcionada y diferentes engaños industriales como la Obsolescencia programada, es solo cuestión de tiempo que la falta de algún recurso esencial sacuda la economía mundial y con ello la pérdida de derechos desmesurada.
Para evitarlo la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo de Naciones Unidas elaboró el Informe Brundtland en 1987.

Su función o definición clave es la de “satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades”.
Para lograr esto, la economía sostenible debe satisfacer las necesidades de la sociedad tales como la alimentación, ropa, vivienda y trabajo. Esto se debe a que si el mundo se encuentra en la pobreza, las catástrofes serán inminentes, incluyendo las ecológicas (recordemos el caso Haití). Por otro lado, el factor tecnológico, los recursos del medio ambiente y la capacidad del medio ambiente para absorber los efectos de la actividad humana, son básicos para un desarrollo en el tiempo.

Por otro lado, existe también la necesidad de lograr un “desarrollo verde”, es decir, dar prioridad a la “sostenibilidad ambiental”. Asimismo, esta visión plantea un dilema ante el desarrollo económico, dado que si se posee una planta de última tecnología “respetuosa con el medio ambiente” con altos gastos de operación es menos sostenible que una planta rudimentaria.
De los límites de los recursos naturales surgen 3 reglas:
  • ·Los recursos renovables no deberán ser utilizados a un ritmo superior al de su generación.
  • · Los recursos contaminantes deberán producirse a un ritmo superior al que pueda ser reciclado, neutralizado o absorbido por el medio ambiente.
  • · Los recursos no renovables no deberán utilizarse a mayor velocidad de la necesaria para sustituirlo por un recurso renovable.
En España la Ley de Economía Sostenible promueve el llamado silencio positivo-la solicitud debe ser otorgada-para los trámites realizados por cualquier ciudadano o empresa en las diferentes administraciones, teniendo de plazo un tiempo varía dependiendo del procedimiento que vaya a realizarse, también agiliza los trámites para crear una empresa eliminando trámites, al reducir la duración además de extender el uso de los medios electrónicos justamente para achicar los plazos y bajar costes a los emprendedores.

En definitiva como ciudadanos debemos luchar por un mundo más humano donde la economía no de lugar a desigualdad, castigando al banquero y la empresa que solo busque la ganancia sin importarle los seres humanos que han producido cada producto, recordemos que el obrero es el que produce la riqueza de un país y no un banco, de hecho, lo único que hacen es inventarse dinero de la nada con el viejo truco del préstamo.
Remitiéndome a una frase de Henry Ford diré, vosotros empresarios, banqueros inhumanos que os dedicáis a eliminar constituciones y leyes en la sombra, algún día seréis juzgados por someternos a una esclavitud sumergida, puede que no se hoy ni mañana pero la revolución vendrá.
Si la gente supiera cómo funciona el sistema financiero y la banca, habría una revolución antes del amanecer.
Henry Ford.

No hay comentarios:

Publicar un comentario