¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

miércoles, 17 de abril de 2013

LOS TIRANOS

Si nos situamos en Grecia, en la época de las narraciones de Homero, es decir, en los tiempos más antiguos de sus pueblos, debemos saber que éstos vivían en ciudades independientes, que eran gobernados por un rey al que llamaban basileus, y al que sus súbditos consideraban representantes de los dioses, aunque no ejercían un poder absoluto, como ocurría en Egipto o Asiria; los basileus debían actuar de acuerdo con los príncipes y siempre basados en las costumbres del país. 
 
Pero, con el paso de los años, los reyes desaparecieron y el poder fue tomado por los cabezas de las familias nobles, y el nuevo estilo de gobierno se llamó régimen aristocrático, significando que era "el gobierno de los mejores". 

Esto duró hasta el siglo VII a.C. y, sobre todo, en las ciudades más ricas aparecieron nuevos jefes de un estilo hasta entonces desconocido: gobernaban como dueños absolutos, sin consultar a nadie y pasando sobre las costumbres, atacando a los nobles a los que hacían matar o deportar, y formaban grupos guerreros que ellos pagaban para la seguridad de sus personas, soldados que solo a ellos obedecían. Se hacían llamar tiranos, nuevo y extraño título que, tal vez, provenía de Asia. 

Hubo famosos tiranos como Fidón de Argos, una de las primeras ciudades del Peleponeso; Fidón se decía descendiente de los heráclitas, fue el más violento de los tiranos griegos, que obligó a todos los pueblos vecinos a hacerse aliados de Argos. La historia cuenta que arreglé el sistema de pesas y medidas, adoptando el aplicado por años en Babilonia, cuyas medidas de longitud eran el codo y el pie; la unidad de peso era el talento, que se dividía en 60 minas, la mina, a su vez, equivalía a 100 dracmas y el dracma en seis óbolos. Pero, a Fidón se le reconoce el mérito de haber sido el primero en adoptar en uso de la moneda de plata en Grecia, y esto porque en tiempos de Homero los griegos no conocían en uso de las monedas y el valor de las cosas se calculaban en cabezas de ganado, y el pago se hacía en un cierto número de bueyes; más tarde, se utilizó el oro y la plata, y los cálculos representaban talentos, minas y dracmas, pero pesando lingotes. 

Los asiáticos imaginaron hacer lingotes pequeños, en forma de pastillas, imprimiendo en ellas un sello. En la isla Egina, que pertenecía a Argos, es decir, a Fidón, existió la primera fábrica de monedas, donde se acuñaban monedas de plata que pesaban un poco más de 13 gramos.

Otro tirano, que ejerció el poder durante treinta años, fue Cipselos, que gobernó Corinto, una de las más importantes ciudades de Grecia, durante treinta años, y a quien le sucedió otro tirano - según algunos, hábil y honrado gobernante - y, según otros, como un tirano cruel y avariento, que hizo matar a los nobles de Corinto. 

En nuestros tiempos, a este tipo de gobernantes, se les llama dictadores. Y los ha habido y los habrá más que todos los tiranos griegos juntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario