¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

miércoles, 17 de octubre de 2012

EUSKAL HERRIA Y GALIZA: EL RESURGIR DE LA VERDADERA IZQUIERDA

El próximo domingo vuelven las elecciones al estado español. Esta vez serán Euskadi y Galiza las comunidades decisivas donde se juegan si seguirá la ola de recortes aplicada en las comunidades gobernadas por la derecha conservadora del PP o si se convertirán en un muro donde las tijeras del gobierno central se estampen.

Por una parte, en Euskal Herria los jetzales del PNV se preparan a recoger las nueces de la paz en un escenario político marcado por la desintegración de la banda terrorista ETA al igual que ya lo hicieron con las nueces de la violencia. En este nuevo clima de paz en Euskadi, la izquierda abertzale se vuelve a presentar unida bajo la coalición de EH-bildu. Su candidata, Laura Mintegui, aspira a mover a los votantes de la izquierda soberanista en una clima de paz bajo la promesa de no realizar recortes en Educación o Sanidad, apostando por un sistema fiscal justo, equitativo y solidario que redistribuya la riqueza entre la población vasca.

Las encuestas en las provincias vascas las formaciones nacionalistas se reparten la mayoría de escaños:
En Vizcaya, la encuesta otorga el mayor número de parlamentarios a PNV, entre 10 y 11 (en 2009 obtuvo 12), y un porcentaje de voto del 38,9 por ciento. La segunda fuerza sería EH Bildu, con seis escaños y un porcentaje de 21,5 por ciento. Los socialistas de Patxi López tendrían entre 5 y 6 parlamentarios por Vizcaya (frente a los ocho de las anteriores autonómicas) y el 19,5 por ciento de votos, y el PP perdería un representante para quedarse en tres (con el 11,3% de porcentaje).
 En Guipúzcoa, la previsión es que EH Bildu logre 10-11 escaños, con un porcentaje sobre voto válido del 37,3 por ciento, y PNV entre 7 y 8 (frente a los diez de 2009) y el 28 por ciento del voto. PSE perdería tres para quedarse con cinco (18,5% del voto) y PP descendería uno para situarse en dos representantes (8,1%).

En Galicia, nadie duda que la fuerza política más votada va a ser el PP de Nuñez Feijó. La cuestión es si conseguirá mayoría absoluta o no. Los socialistas gallegos liderados por Pachi Vázquez no consiguen despertar simpatías entre sus votantes, mientras los votos nacionalista que captaba el BNGA de Francisco Jorquera parecen decantarse por la Alternativa Galega de Esquerdas del histórico Xose Manuel Beiras, coalición que reúne a Esquerda Unida ( la rama de IU en Galicia), EQUO, Espazo Socialista Galego (escisión de Compromiso por Galiza) y a la coalición ANOVA (creada a partir de una escisión del BNGA a la que se unieron el histórico Frente Popular Galego, Movemento pola Base, la Fronte Obreira Galega, Nova Esquerda Socialista y un sector de Unidade de Esquerda Galega) que podría entrar en el Parlamento de Galicia.

Declive socialista en Euskadi

El pacto de estabilidad formado por Patxi López y Antonio Basagoiti con el cual el líder de los socialistas vascos accedió a la lehendakaria desbancando al Partido Nacionalista Vasco era un pacto destinado al fracaso, como se demostró ante la negativa de López a aplicar los recortes que anunciaba el gobierno español en un momento en el ego de los conservadores estaba en una cima muy elevaba.
Mientras el PNV, aprovechando el clima independentista de Catalunya, aboga por convertirse el muro de contención frente al "nacionalismo radical" de EH-Bildu y recuperar el trono que sustentaban desde la época de Xavier Arzalluz.
A pesar de que las encuestas otorgan la victoria al PNV, el partido que realmente triunfaría sería EH-Bildu, que conseguiría asentarse como segunda fuerza política mientras el resto de formaciones perderían diputados.
Los socialistas se llevarían el golpe más duro, perdiendo entre 8 y 9 diputados, tras tres años de un gobierno de coalición con el PP, partido que también sufriría una sangría de diputados aunque en menor medida que el PSE-EE.
Por otra parte, Ezker Anitza de Mikel Arana (la rama de Izquierda Unida constituida en Euskadi para las elecciones de 2011) podría conseguir un representante captando el voto de izquierdas no nacionalista y el voto de la izquierda desencantada con la política de pactos de Patxi López con el PP Vasco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario