¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

sábado, 31 de octubre de 2015

MECANO Y EL RELATO DE SCOTT EN LA ANTÁRTIDA

El hombre tiene unas necesidades expresivas y comunicativas y uno de los vehículos que utiliza para satisfacerlas es el lenguaje (también los gestos, las imágenes, etc.). A través del discurso lingüístico, el hombre 1) expresa su manera de percibir las cosas (sus sentimientos, sus conocimientos, etc.) y 2) pretende producir un determinado efecto en el receptor (enseñar, emocionar, persuadir, entretener, etc.).

Determinados tipos de discursos lingüísticos han ido codificándose y han ido formando los géneros del discurso, entre los cuales destacan los llamados géneros literarios que son los que están dotados de “literaridad”(en el sentido que hemos visto en el apartado anterior): la lírica, la épica y la dramática y la didáctica (a esta última la llamaremos también en sentido más amplio, prosa de no ficción).

Mediante la lírica, un autor crea textos expresivos con la intención de transmitir sus estados emotivos y mentales.Los rasgos de la lírica se han revelado históricamente como el cauce expresivo más adecuado para plasmar y comunicar temas y conceptos como la confidencia amorosa, la exaltación conmemorativa, la plegaria sagrada, etc. Cada género poético ha ido desarrollando unos rasgos métricos y expresivos adecuados a sus contenidos.

MECANO Y EL RELATO DE SCOTT EN LA ANTÁRTIDA

Los dos textos son literarios: El texto de Mecano es una adaptación lírica de un fragmento del diario del capitán Scott. Al pertenecer al género del lirismo, la canción posee musicalidad y rima consonante en  toda la canción, manifestándose en el estribillo y en las estrofas.  En la primera estrofa existe una rima asonante AABCA, en la segunda estrofa hay una rima consonante ABCDDEFF, en la tercera estrofa hay una rima consonante AABCDE. Por tanto, la canción de Mecano pertenece al género de la lírica al poseer una rima y una musicalidad que permiten su recital, así como figuras literarias como el elevado número de anáforas como en la tercera estrofa con la repetición de no hubo o en la cuarta estrofa con la repetición de la pregunta ¿Quién se acuerda del Capitán Scott?

Dentro de la canción de Mecano aparecen varios personajes siendo el protagonista el capitán Scott y los personajes secundarios, su tripulación (Evans, Wilson, Bowers y Oates) y el personaje antagonista el noruego Admunsen, quien llega antes que ellos a la Antártida. Asimismo, la canción sitúa a los personajes en un espacio determinado (La Antártida) y un tiempo concreto (el 18 de enero de 1912) y, a lo largo de la canción, se desarrolla una trama dividida en capítulos que son narrados en las diversas estrofas, correspondiendo cada estrofa a un capítulo del diario de de Scott.  El lirismo de la canción y su rima permite una mayor facilidad de memorización del texto. Con las canciones, la literatura regresa a la oralidad resultando primordiales para el narrador el ritmo, la entonación, el volumen y el tono de la voz. Las historias son contadas acompañadas de sonidos (música) y palabras (poesía), retomando la estrecha relación existente entre lírica y música como una de las colaboraciones más fructíferas producidas entre las distintas manifestaciones artísticas y tomando cada vez más fuerza la colaboración mutua entre los autores y los músicos, que permiten difundir cuentos, narraciones y poesías en lengua castellana donde los artistas ponen música a sus creaciones literarias más famosas.

La canción es narrada en tercera persona, por lo tanto posee un narrador omnisciente que conoce la historia, el desarrollo de la trama y su desenlace. El narrador se identifica con el sujeto de la enunciación como un yo- contador de historias, permitiendo que el autor se distancie del narrador.
La  canción consigue producir admiración mediante la intriga, generando en los lectores una respuesta emocional gracias al encadenamiento del interés. Al poder narrar la historia en forma de canción, el propio narrador puede utilizar elementos propios de la literatura oral como repeticiones, aliteraciones y rima además de utilizar un ritmo, una entonación y un volumen y tono de voz que permitan impresionar al receptor, creando un impacto más intenso y ayudarle a la retención de datos.
Por otra parte, el fragmento de la novela  “Héroes de la Antártida” es un texto literario perteneciente a la narrativa pues posee un narrador testigo que cuenta la historia como un personaje que está observando las acciones realizadas por el protagonista  (el capitán Scott) situándolo  en un espacio concreto (en este caso, la Antártida) y un tiempo determinado (en este caso, el 16 de enero de 1912).
El relato mantiene la estructura tradicional de una narración: un principio que introduce a los personajes  y su contexto espacio temporal, un nudo que narra el desarrollo de la acción y un desenlace. Por otra parte, el relato  está dividido en ocho capítulos donde encontramos rasgos descriptivos que nos permiten situarnos en un marco espacio-temporal donde se desarrolla la acción y, además, nos permite saber las acciones que están realizando sus protagonistas.  Al estar escrito en forma de diario, el tiempo predominante de las formas verbales es el presente de indicativo, tanto en los verbos descriptivos como los verbos narrativos.

En las descripciones encontramos adjetivos calificativos, al igual subordinadas adverbiales que cumplen las funciones de complementos circunstanciales de tiempo y de lugar.
Al ser un relato, aparecen varios personajes siendo el protagonista el capitán Scott, los personajes secundarios su tripulación y el personaje antagonista el noruego Admunsen.  A diferencia de la canción donde el narrador es un narrador omnisciente en tercera persona del singular, en el fragmento del diario el narrador es un narrador testigo en segunda persona del singular.

Al transformar el relato en una canción, el argumento de la novela se convierte en una letra cargada de lirismo por el tema narrado y por la forma en que es narrado.


 La trama de la novela permite su reproducción en una canción que, a través del lirismo, emocionar a los oyentes, captar su atención y crear sentimientos en las personas además de relatar unos hechos.


jueves, 29 de octubre de 2015

REVOLUCIÓN OCTUBRE 1934

Viene de nuevo octubre a mi memoria
y Asturias reaparece en mi corazón
recordando su historia
reaviva el fuego de la revolución

Cantando todos el Santa Bárbara Bendita
se alzaron nuestros abuelos contra el fascismo del gobierno
aquel que nos condenó al terror y al infierno
y que destruimos con dinamita

Asturias se tiñó de rojo revolución
reivindicando Pan, Trabajo y libertad
en una época sumergida en la necedad
ahogada por la reacción

el traidor Franco os tuvo por primeros
en sus campos de concentración
camaradas y compañeros mineros

siempre fieles a la República y la Revolución
y en mi recuerdo siempre prisioneros


lunes, 26 de octubre de 2015

JACINTO BENAVENTE

El Teatro Español no tiene otra figura comparable a Be­navente durante la primera mitad del siglo XX, con dos excepciones: Pérez Galdós, que era eminentemente un nove­lista, y García Lorca, sobre todo un poeta lírico. Jacinto Be­navente domina la escena hispana desde que estrena en 1907 Los intereses creados hasta el día mismo de su muerte. El nom­bre de Benavente en la cartelera de un teatro significó en Es­paña y en toda la América española la máxima garantía de éxito y de categoría dramática, en contraste con la mediocridad de la restante producción española -aparte algunas obras de los hermanos Alvarez Quintero y de Arniches-, que derivó en forma alarmante hacia el "astrakán", deformación payasesca del género cómico, en que reinó Muñoz Seca.

La obra más simple de Benavente contenía siempre un diá­logo ingenioso, personajes bien delineados y una innegable dig­nidad literaria. Era un verdadero maestro de la construcción teatral hasta el punto de que muchas de sus comedias, com­puestas a la diabla para proveer a numerosas compañías que lo apremiaban de modo constante, no son más que una lucida esgrima de agudezas entre personajes que sólo se sostienen por la extrema habilidad de su manipulador. A la larga, en la ingente producción benaventiana prevalecerá este tipo de co­media improvisada por un cerebro excepcionalmente dotado para la creación teatral. Por esto, se le ha comparado muchas veces con la del gran Lope de Vega, agobiado también por los cómicos de su tiempo con peticiones de comedias que en oca­siones satisfacía con obras que, en menos de horas veinticuatro, pasaron de las musas al teatro.

Benavente ha puesto en boca de sus personajes justificaciones a esa labor a marchas forzadas que no permite la debida concentración; así, en La noche del sábado oímos decir a su protagonista: "Un gran ideal, sólo desmenuzado en migajas puede lograrse. De aquel bloque mismo de mármol de Carrara, en que debí esculpir mi obra soñada, labré esas mil figurillas que habéis visto en exposiciones y escaparates, primero, después en saloncitos y boudoirs elegantes; eran lindas y graciosas, pero en vez de crear una sola obra gigantesca en una llamarada de una llamarada de inspiración ... ¡Y pensarán que así realizo mi ideal artístico ¡Y por mis obras juzgarán mi espiritualidad! ..
Amarga deducción que coincide con aquellas consideraciones un tanto cínicas de Lope de Vega en su Arte nueva de hacer comedias:
Pues como las paga el vulgo, es justo
hablarle en necio para darle gusto ...

El estilo de Benavente revolucionó la forma teatral española, oponiendo la sencillez y la naturalidad en los temas y diálogos al énfasis y a los convencionalismos de los demás autores de fines de siglo XIX. Le costó no poco a Benavente desplazar del gusto del público las grandes tiradas de versos, escasamente poéticos, y las rebus­cadas situaciones melodramáticas de aquellos autores para plan­tear sencillos conflictos entre la aristocracia o la clase media española. Satirizó en casi todas sus comedias a esa aristocracia y a esa clase media, cuando ésta se sale de sus casillas, sin perdonarle pullas a políticos, militares, jueces y hasta a eclesiásticos.

Su ironía tiene algunos puntos de contacto con la de Ber­nard Shaw -sin llegar a la acritud del irlandés- y provocó siempre grandes explosiones en el público, jubilosas las más de ellas, como aquella ocasión en que lo llevaron en hombros des­de el teatro a su casa tras el estreno de La ciudad alegre y confiada. Lo que originó, dada su enorme popularidad, que algunos gobiernos prohibiesen sus obras (Para el cielo y los altares, durante la dictadura de Primo de Rivera) o la suspensión de toda su producción durante el año 1946. Benavente fue siempre un inconforme, sin llegar a ser un rebelde, porque aceptó de buen grado los homenajes oficiales tributados por no importa qué régimen, incluso en épocas de gran agitación po­lítica, sin adscribirse jamás a una determinada ideología.
Las concesiones que hubo de hacer en sus comedias y que tanto le censuraron los intelectuales estaban determinadas por el ambiente demasiado restringido de la escena española con respecto, por ejemplo, al resto de la Europa occidental, lo que inspiró a Ramón Pérez de Ayala aquella acerba crítica del tea­tro benaventiano en su famoso ensayo titulado Las máscaras. Benavente replicó a esta actitud con sus también conocidísimas palabras:"El teatro es por su historia, por su origen, un género literario que solo en el pueblo halla su propio ambiente. El teatro para eruditos, para intelectuales, no tiene razón de ser. La obra dramática en estas condiciones será demasiado libro para el teatro y demasiado teatro para el libro"

El prestigio y la fecundidad de Benavente, nacido en Madrid el 12 de Agosto de 1886, incluso en los últimos años de su prolongada existencia, fueron tan formida­bles que resistió sin ceder todos los embates de las nuevas co­rrientes teatrales. Para las nuevas generaciones, el viejo maestro, que había sido en su momento un revolucionario de la escena, estaba ya anticuado, era una gloriosa supervivencia de un estilo condenado a desaparecer. Sin embargo, en el teatro español no ha surgido todavía un nuevo estilo ni una figura en la que pudieran depositarse las esperanzas de un heredero del puesto dejado vacante por Jacinto Benavente.

domingo, 18 de octubre de 2015

QUE VUELVA LA URSS


Se sigue lamentando la desintegración soviética, calificada por Putin como la «mayor catástrofe geopolítica del siglo XX» «Los cambios en la vida económica deben ser realizados por hombres libres, gente libre en sus actos y en sus ideas»

Ya lo dijo la FRAC, no hace falta creer en una idea ciegamente como la Unión Soviética pero es necesario un contrapoder para equilibrar la balanza para evitar al neoliberalismo salvaje.

El caso es que los habitantes de la Federación Rusa aún no valoran tanto las libertades individuales, como las conquistas sociales que garantizaba la Unión Soviética: los empleos fijos, la educación y sanidad gratuitas, vivienda accesible y pensiones.

Según una encuesta del prestigioso centro sociológico Levada, un 55 por ciento de los rusos sigue lamentando la desintegración soviética, que el primer ministro, Vladímir Putin, calificó como «la mayor catástrofe geopolítica del siglo XX».

Ese porcentaje es un reflejo de la opinión de los adultos rusos, ya que entre los jóvenes (17 por ciento) y los mayores de 60 años (83 por ciento) las posturas son muy extremas. «El que no lamente la desintegración de la URSS no tiene corazón, pero el que quiera su renacimiento no tiene cabeza», dijo Putin a mediados de diciembre.

Esa frase es un espejo del ánimo de muchos rusos, a los que les gustaría vivir en un Estado que era respetado y temido en el mundo, pero que son conscientes de que el experimento soviético es irrecuperable y ya ha pasado a los anales de la historia.

Al echar una mirada atrás, un 53 por ciento de los rusos cree que la desintegración de la URSS era evitable, mientras un 32 por ciento piensa lo contrario.

Esto demuestra por qué muchos rusos siguen culpando al último dirigente soviético, Mijaíl Gorbachov, de poner la puntilla a la URSS al acceder a todas las demandas de Estados Unidos, que se convirtió así en el ganador de la Guerra Fría.

Desde entonces, Estados Unidos es la única superpotencia mundial, sólo seguido de cerca por China, mientras Rusia aún no ha superado el trauma del fin del comunismo.

EL PAPEL DE PUTIN: ¿UNA UNIÓN SOVIÉTICA LIGHT?

El mandatario ruso siempre ha defendido el derecho de Rusia a una postura y una opinión independiente en las relaciones internacionales, y ha criticado los intentos de algunos países de imponer a Moscú su voluntad. Asimismo, en reiteradas ocasiones Putin ha criticado las ambiciones imperialistas de EE.UU. y las decisiones de Washington que agravan el desequilibrio de poder en el mundo, desde la expansión de la OTAN hasta la crisis en Ucrania.

La aparición de los BRICS es otro ejemplo: Brasil, Rusia, India,China y Sudáfrica frente al nuevo orden mundial. Son las economías emergentes más importantes del mundo. En vísperas de la cumbre de los BRICS en Durban, Sudáfrica, en marzo de 2013 Putin dijo que hay intención de otorgar a los países BRICS "un papel clave en un mundo multipolar".

Estos son algunos logros económicos de Putin:

  • Durante el gobierno de Putin, Rusia se ha convertido en la sexta economía del mundo en términos de paridad del poder adquisitivo del producto interior bruto, según datos del Banco Mundial. 
  • Desde que Putin asumió la presidencia del país, la inflación en Rusia se ha ralentizado. Así, en 2000, los precios al consumidor subieron un 20,1%, y al final de 2013 la cifra fue de tan solo un 6,45%, según el portal Uroven Inflatsii, que mide las tasa de inflación en Rusia. 
  •  El cambio de la situación demográfica en Rusia ha sido una de las prioridades de la política social de Vladímir Putin. Desde 1992 la tasa de mortalidad en Rusia había sido superior a la tasa de natalidad, pero en 2013 se logró invertir esa tendencia. Además, entre 2006 y 2012 la tasa de fertilidad rusa creció un 30,8%, según informó el ministro de Trabajo y Protección Social de la Federación de Rusia, Maxim Topilin, citado por el sitio web RBC.
  • La mejora de la situación de la economía rusa y su rápida expansión provocaron el crecimiento de la inversión extranjera. Si a principios de 2000 Rusia ni siquiera estaba entre los diez primeros países en términos de atracción de la inversión, a finales de 2013 ocupaba el tercer lugar, según datos del informe preparado por la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).
  • Uno de los puntos clave de la política económica de Putin fue la máxima reducción posible de la deuda nacional. En 1999, la deuda externa de Rusia se situaba en 138.000 millones de dólares, un 78% del producto interior bruto. Para enero de 2015, la deuda pública externa del país se había reducido hasta unos 41.500 millones de dólares, según la valoración del Banco Central de la Federación de Rusia.
  • Los ingresos reales de la población en términos anuales mostraron un aumento constante desde el comienzo del siglo. Asimismo, debido al rápido crecimiento del nivel de vida, para finales de la década de 2000, en Rusia se había formado una clase media bastante amplia. "Hemos llegado a una trayectoria sostenible de crecimiento de la clase media", declaró el pasado mes de enero Ígor Koval, director del Departamento de Política de Inversión del Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia, según la web del Ministerio.
Estos son algunos logros a nivel de política internacional:
  • RELACIONES CON AMÉRICA LATINA
Entre el 11 y el 16 de julio el presidente ruso, Vladímir Putin, realizó una gira histórica por América Latina. Su amplio programa incluye una visita a Cuba, Argentina y Brasil, así como la participación en la cumbre de los BRICS y en un foro adicional con los 12 líderes de América del Sur. Energía, transporte, defensa, espacio y maquinaria pesada son algunos de los temas que interesan a todas partes. RT sigue muy de cerca el desarrollo de estas relaciones y recopila los acontecimientos más importantes de Rusia y América Latina.
  • RELACIONES CON CHINA
Xi y Putin se necesitan mutuamente para hacer frente a las amenazas percibidas de los Estados Unidos y sus aliados.
Otro ejemplo son los millonarios acuerdos energéticos firmados entre ambas naciones. Además de la compra por parte de China del sistema de misiles balísticos más moderno, el S-400 Triumf, convirtiéndose en el primer país extranjero en comprar este sofisticado sistema ruso de defensa aérea.

Según datos previos en los últimos dos años los líderes de los dos países cerraron 107 acuerdos, de los cuales 55 ya han sido ejecutados, 21 proyectos relativos a la construcción a largo plazo y 31 se están llevando a cabo activamente ahora.


Lea más en http://mundo.sputniknews.com/trend/rusia_china_2015/#ixzz3oww1hBro
  • RELACIONES CON SIRIA
El pasado 30 de septiembre la aviación rusa comenzó a bombardear posiciones del EI en Siria tras una petición del presidente Bashar Asad.

"Si Rusia no apoyara a Siria, la situación en ese país sería todavía peor que en Libia, y el flujo de refugiados sería todavía más importante", afirmó Putin en el marco de una cumbre de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSCE), que reagrupa a varias ex repúblicas soviéticas en Dusambé, Tayikistán.

"Nosotros apoyamos al gobierno sirio en su lucha contra la agresión terrorista, se lo habíamos propuesto y continuaremos ofreciéndole una ayuda militar técnica", declaró Putin, refiriéndose a los contratos de entrega de armamento firmados con Damasco, que tiene en Rusia uno de sus principales aliados.

Rusia, Irak, Irán y Siria crearon en septiembre pasado en Bagdad un centro de información integrado por representantes de los Estados Mayores de los cuatro países para coordinar las operaciones contra el grupo terrorista Estado Islámico.

Lea más en http://mundo.sputniknews.com/orientemedio/20151015/1052529056/asad-rusia-iran-apoyo.html#ixzz3owxPnUn5
http://www.infobae.com/2015/09/15/1755510-vladimir-putin-reivindico-el-apoyo-militar-bashar-al-assad-siria
  • RELACIONES CON ÁFRICA
La irrupción de los BRICS en África ha facilitado nuevas fuentes de comercio, inversión, préstamos, ayuda al desarrollo e incluso de armas diferentes a las que tradicionalmente ofrecían los países occidentales y sus instituciones como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional. Estos llevan décadas insistiendo en la necesidad de implementar reformas que faciliten el libre mercado y la democracia al más puro estilo occidental. Los BRICS se alejan de estas políticas.



viernes, 16 de octubre de 2015

EL METRO DE MOSCÚ

Para muchos el metro es un transporte que nos lleva del punto A al punto B. Pero en el caso de Rusia es una obra de arte

El metro es un sistema de transporte más rápido y con mayor capacidad que el tranvía o el tren ligero, pero no es tan rápido ni cubre distancias de largo alcance como el tren suburbano o de cercanías. Es indiscutible su capacidad para transportar grandes cantidades de personas en distancias cortas con rapidez, con un uso mínimo del suelo. Pese a que la tendencia expansiva de las redes de metro de las grandes ciudades las ha llevado a conectar con otros núcleos de población periféricos del área metropolitana, el tipo de servicio que prestan sigue siendo perfectamente independiente y distinguible del que prestan otros sistemas de transporte ferroviarios.

Sin embargo, en Moscú es algo más: sin perder atractivo entre los turistas, que lo visitan como si se tratara de un palacio zarista, no en vano sus estaciones son auténticas obras de arte. Conscientes de su popularidad, las autoridades apenas han retocado las estaciones más antiguas, que conservan sus mármoles, lámparas, frescos, arcos, grabados, barandillas y bancos de madera.

EL METRO DE MOSCÚ: CURIOSIDADES

El Metro de Moscú (en ruso: Московский метрополитен) también conocido como el palacio subterráneo, fue inaugurado en 1935, es el primero del mundo por densidad de pasajeros, transportó en el año 2011 a 2388,8 millones de pasajeros y el día pico fue el 22 de noviembre de 2011 en el cual transportó a 9,27 millones de personas.1 Tiene 196 estaciones y una longitud de tendido subterráneo de 327,5 kilómetros (tercero en el mundo después de Londres y Nueva York) con 12 líneas.

En la línea nº 5, con forma de anillo que se cruza con todas las otras, la megafonía indica a los viajeros el sentido en que viaja el tren utilizando voces masculinas cuando avanzan en el sentido de las agujas del reloj, y voces femeninas cuando va en sentido anti-horario. En las líneas radiales, se utilizan voces masculinas cuando los trenes se acercan al centro de la ciudad, y voces femeninas cuando se alejan.

El metro de Moscú tiene 182 estaciones distribuidas en doce líneas y una longitud de tendido subterráneo de 298 kilómetros. Estos datos lo convierten en el tercero más largo del mundo después de Londres y Nueva York. Es conocido también por su decoración, muy variada y rica en muchas de las estaciones, que representa el arte de la época del realismo socialista. 44 de las 182 estaciones son monumentos arquitectónicos y fueron premiadas en numerosos concursos internacionales.

La primera línea fue abierta el 15 de mayo de 1935 entre Sokólniki y Park Kultury, con una rama hacia Smolénskaya que fue ampliada hasta Kíevskaya en abril de 1937 (cruzando el río Moscova sobre un puente). Dos líneas más fueron abiertas antes de la Segunda Guerra Mundial. En marzo de 1938 la línea de Arbátskaya fue ampliada hasta la estación de Kúrskaya (hoy Arbatsko-Pokróvskaya - línea azul oscuro). En septiembre de 1938 se abrió la líneaGórkovsko-Zamoskvorétskaya, entre Sókol y Teatrálnaya.

Los proyectos de la tercera etapa del Metro de Moscú fueron retrasados durante la Segunda Guerra Mundial. Dos secciones del metro fueron puestas en servicio: Teatrálnaya - Avtozavodskaya (3 estaciones, cruzando el río Moscova en un túnel profundo) y Kúrskaya - Izmáilovskiy Park (4 estaciones).

Después de la guerra se inició la construcción de la cuarta etapa del metro, que incluía la línea Koltsevaya y la parte profunda de la línea Arbatsko-Pokróvskaya desde Pl. Revoliutsii hacia Kíevskaya.

Las razones de la construcción sección profunda de la estación Arbátskaya radica en el inicio de la Guerra Fría. Son profundas y están ideadas para esconder gente en el caso de una guerra nuclear. Después de la finalización de la línea en 1953.

El metro de Moscú tiene 182 estaciones distribuidas en doce líneas y una longitud de tendido subterráneo de 298 kilómetros. Estos datos lo convierten en el tercero más largo del mundo después de Londres y Nueva York. Es conocido también por su decoración, muy variada y rica en muchas de las estaciones, que representa el arte de la época del realismo socialista. 44 de las 182 estaciones son monumentos arquitectónicos y fueron premiadas en numerosos concursos internacionales.

La primera línea se inauguró en 1935 y transcurre entre las estaciones Sokólniki y Park Kultury. Ahora el subterráneo moscovita cuenta con 12 líneas, la línea número 5, con forma circular, se cruza con todas las demás.

Aquellos que descienden al subterráneo por primera vez siempre se asombran por su gran profundidad: sus escaleras mecánicas se hunden bajo la tierra hasta los 63 metros.¿La razón?: las estaciones estaban ideadas para servir de refugios nucleares en caso de surgir una guerra con Estados Unidos. Pero también existen algunos andenes en la superficie.

Los mosaicos, una tradición que los rusos heredaron de Bizancio, son uno de los principales atractivos del metro, en especial en Kíevskaya, que incluye escenas revolucionarias como la fundación de la URSS y otras, impensables ahora, como la amistad entre los pueblos ruso y ucraniano.

En Komsomólskaya los mosaicos son aún más espectaculares, como la intervención de Lenin en la Plaza Roja o la batalla de Borodinó contra el Ejército de Napoleón en 1812, y son parte del techo, lo que la convierte en una de las paradas preferidas de los turistas.

El metro de Moscú refleja fielmente la propia evolución histórica de la URSS. Su construcción corresponde a una época en la que el lujo era para el pueblo. Es conocido como el Palacio Subterráneo: 44 de sus estaciones están reconocidas como obras monumentales de la arquitectura mundial.


LA UNIÓN SOVIÉTICA EN TODO SU ESPLENDOR: EL METRO DE MOSCÚ

El metro soviético se diseñó para sacar la cultura a la calle, a la vida cotidiana de las masas. Las estaciones y vagones son piezas poéticas y literarias. Muestran al viajero fragmentos de la mejor literatura mundial.

Moscú es una ciudad que cuenta con casi 15 millones de habitantes y tiene un tráfico muy intenso, su metro es uno de los primeros del mundo por densidad de pasajeros: transporta alrededor de 3 341 500 000 personas al año y cerca de 9,2 millones de personas lo utilizan al día. Así, para muchos moscovitas ha llegado a ser una parte necesaria de la rutina cotidiana y la mayoría de los pasajeros pasa en él más de una hora diaria. ¿Cómo se puede pasar este tiempo?

Por ejemplo, existe un proyecto de promoción de la cultura llamado “el Moscú que lee”, y los vagones que participan en él no tienen publicidad. En vez de esto, están decorados con fragmentos de obras de escritores rusos o incluso de poetas extranjeros, como es el caso de la iniciativa de los vagones de poesía chilena.


La iniciativa de los vagones literarios no es la única forma de promocionar la cultura en el transporte subterráneo moscovita. Existen trenes dedicados a importantes acontecimientos históricos. Así es el tren llamado Flecha Roja, originalmente el nombre del antiguo expreso Moscú–San Petersburgo o el tren dedicado a la batalla de Kursk. Además hay otro modelo individualizado, el tren-pinacoteca Acuarela que por fuera está pintado de flores y por dentro tiene una galería de pinturas expuestas para la delicia de los pasajeros. El autor de algunos de los lienzos es el acuarelista contemporáneo Serguéi Andriaka, que tiene su escuela artística en la capital rusa. Otras pinturas son obras de sus discípulos.

Moscú es también la única ciudad en el mundo cuyo metro presentó una muestra de cerámica, y se organizó en la estación Vorobiovy Gory, hecha de vidrio y situada en el puente sobre el río Moscú. Y esta no fue la única exposición del subterráneo. En muchas estaciones se pueden ver fotografías de la época soviética, varios vagones se convirtieron en pinacotecas de artistas modernos y obras de la Galería Tretiakov. En la de Delovói Tsentr está funcionando la galería Metro con imágenes de destacados fotógrafos rusos modernos. Los vándalos nunca dañaron estos vagones especiales.



martes, 13 de octubre de 2015

LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL LA GANO LA URSS A PESAR DE LO QUE DIGA HOLLYWOOD


Tan solo el 13% de los europeos cree que el Ejército de la URSS jugó el papel principal en la liberación de Europa del nazismo durante la Segunda Guerra Mundial, revela una reciente encuesta dirigida a más de 3.000 personas en Francia, Alemania y el Reino Unido.

"Hay que recordar que es el ejército ruso el que, tras un asalto a Berlín, puso punto final a la guerra contra la Alemania hitleriana", declaró Putin, en un discurso ante los 16.000 soldados congregados en la Plaza Roja, antes del inicio de un gigantesco desfile militar.

"La Unión Soviética participó en las batallas más sangrientas" dijo el presidente ruso en su discurso, en referencia a los más de 25 millones de soviéticos que murieron en la guerra.

HOLLYWOOD Y LA PROPAGANDA REESCRIBIENDO LA HISTORIA

En los primeros años del nazismo e incluso en los primeros años de la Segunda Guerra Mundial, hasta 1941 o más tarde, se producen muy pocas películas con alguna connotación contra el fascismo o el nazismo. Confesiones de un espía nazi (1939), La tormenta mortal (1940) o El gran dictador (1940) son las pocas obras que se atrevieron a denunciar a esta ideología y sistema violento, racista y antidemocrático que se extendía por Europa.

Desde el suceso de Pearl Harbour Hollywood se dispuso a colaborar otra vez con el Gobierno estadounidense, como ya lo hiciera en la Primera Guerra Mundial, teniendo en cuenta y siguiendo sus indicaciones.

Respondiendo al llamado del presidente Roosevelt, ocho grandes estudios cinematográficos de Hollywood dedicaron sus recursos y su talento a la temática bélica. Películas documentales, ficciones y dibujos animados sobre la guerra comenzaron a poblar las salas del cine.

Con el objetivo de conmover al público y hacer propaganda política,películas documentales, ficciones y dibujos animados sobre la guerra comenzaron a poblar las salas de cines entre 1939 y 1945, gracias a ocho grandes estudios cinematográficos de Hollywood que se dedicaron a la temática bélica.

En este sentido, la producción cinematográfica de ficción estadounidense sirve de plataforma para seguir hablando del peligro comunista, y se ayuda en su objetivo no sólo del cine de terror, sino también de la ciencia-ficción, el cine bélico y hasta el western, géneros que le permiten propagar un paranoico estado de alerta permanente que sirve, al mismo tiempo, como marco idóneo para difundir el estilo de vida americano —el american way of life- como antesala de la telaraña colonizadora que extiende —ya con la ayuda de la televisión- por todo el mundo, al tiempo que sigue librando numerosos conflictos en Corea, Vietnam, el Golfo, Irán...

La propaganda ideológica está implícita en buena parte de los contenidos audiovisuales que se han producido y se producen en el mundo. No se puede entender la información y la comunicación desde los inicios del siglo XX sin esas dosis de propaganda inevitable.

Por ello toda la información, revistas, documentales, libros, "cómics" bélicos, etc., estaba desproporcionadamente inclinada del esfuerzo angloamericano tratándose a los verdaderos ganadores de la guerra, los rusos, como algo tangencial. No nos debe extrañar pues los anglosajones han conseguido casi hacer olvidar que la descubridora de América fue España, hecho que es difícil encontrar en los libros de texto de Estados Unidos que enaltecen a Colón y no a España, así como que prácticamente todo el Oeste de Estados Unidos era mejicano hasta que les fue arrebatado por una guerra en 1848. Incluso colecciones de vídeo actuales dedican más del 90% de sus capítulos al esfuerzo angloamericano, la batalla de Inglaterra, el desembarco de Normandía, etc., y sólo el resto a la lucha en el Este de Europa, y más recientemente medios de comunicación españoles al cumplirse los setenta años del inicio de la segunda guerra mundial de nuevo inclinan la balanza del lado angloamericano, por ejemplo al citar quince películas bélicas ni una es rusa, ni siquiera la maravillosa "Ven y mira" de Elem Klimov ( 1985 ).

La Guerra se inició el 1 de septiembre de 1939 a raíz de la invasión a Checoslovaquia por Alemania. Desde el punto de vista de China, sin embargo, la Guerra empezó el 7 de julio de 1937 cuando Japón invadió a dicho país. Algunos historiadores chinos consideran que el conflicto comenzó en 1931, cuando Japón invadió su territorio de Manchuria y la erigió como Estado bajo su protección, destacando que Japón ocupaba desde 1910 la península coreana, la cual sometió a la más salvaje y genocida explotación y destrucción, y que desde ese año los coreanos iniciaron la resistencia antijaponesa en la que sobresalió el mariscal Kim Il Sung hasta el fin de la Segunda Guerra.

LA UNIÓN SOVIÉTICA GANO LA IIGM PESE A LO QUE DIGA HOLLYWOOD

Hablando sobre la Gran Guerra Patria se discute ampliamente el rol que jugó en esos sucesos el entonces dirigente máximo de la Unión Soviética Iosif Stalin. En su capacidad del Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y Presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo él aportó una mayor contribución a la Victoria. Pero no fue Stalin el que ganó la guerra sino los pueblos de la URSS que pagaban las cuentas de la inconsistencia de la política europea de preguerra. ¿Y no fue la Unión Soviética con sus espacios, ciudades y aldeas que absorbió el golpe principal de la invasión nazi? Tres cuartos de las Fuerzas Armadas de Alemania quedaron derrotados en el Frente Oriental. Eran las unidades de la mayor capacidad combativa, templadas en las batallas.

Las tentativas de ocultar estos hechos no se puede explicar de la manera que no sea por la falta de deseo de reconocer la grandeza y la superioridad moral de los pueblos de la Unión Soviética los cuales, a precio de víctimas inmensas y destrucción de sus ciudades, garantizaron la conservación de la mayor parte del patrimonio material de la civilización europea.

La Gran Guerra Patria fue una parte integrante de la Segunda Guerra Mundial. Pero lo cierto es que la Unión Soviética y sus Fuerzas Armadas jugaron el papel decisivo en el desenlace triunfante de la guerra mundial. Durante casi 4 años el frente soviético-alemán atraía la mayoría de los recursos y fuerzas de la Alemania fascista. Contra las tropas soviéticas actuaron a la vez desde 190 hasta 270 divisiones más fogueadas del bloque fascista, mientras que las tropas angloamericanas en África del Norte en los años 1941-1943 arrostraron desde 9 hasta 20 divisiones, en Italia en 1943-1945 – desde 7 hasta 26 divisiones, en Europa del Oeste después de junio de 1944 – desde 56 hasta 75 divisiones.

A pesar de estos intentos de monopolizar el protagonismo de la guerra y de la victoria, la antigua Unión Soviética contribuyó más que ninguna otra potencia a la derrota de Hitler por al menos dos razones fundamentales. En primer lugar, porque tuvo el mayor peso de la guerra contra Alemania y porque fue con la derrota del Sexto Ejército Alemán por el Ejército Rojo, a raíz del sitio de Stalingrado, cuando se produjo el punto de inflexión que selló el curso de la contienda. En segundo lugar, fue la Unión Soviética la potencia que mayor cantidad de víctimas sufrió hasta el fin de la Guerra. El costo en vidas humanas, militares o civiles, nos da una medida del esfuerzo global, y por ello citaremos fuentes occidentales en torno al número de víctimas por país:


  • Unión Soviética, 25,568,000; 
  • China, 11,324,000; 
  • Alemania, 7,060,000; 
  • Polonia, 6,850,000 (menos de la mitad eran judíos);
  •  Japón, 1,806,000; 
  • Yugoslavia 1,700,000; 
  • Rumania, 985,000; 
  • Francia, 810,000; 
  • Hungría, 750,000; 
  • Austria, 525,000; 
  • Grecia, 520,000; 
  • Italia, 410,000;
  • Checoslovaquia, 400,000; 
  • Gran Bretaña, 388,000; 
  • Estados Unidos, 295,000; 
  • Holanda, 250,000.
Las víctimas de la Unión Soviética ascendieron realmente a 27 millones (sin contar desaparecidos y heridos), lo cual significa que murieron 91.5 veces más rusos que estadounidenses; 69 veces más rusos que ingleses; y 33.3 veces más rusos que franceses.

Se puede añadir una tercera razón: el ejército rojo avanzó después de la derrota de Stalingrado como una apisonadora por el este de Europa, obligando a que los alemanes retiraran la mayor parte de sus fuerzas del oeste, dejando paso fácil a Estados Unidos y a sus aliados. Sin embargo, aun así, el avance por el oeste fue infinitamente más lento que el del ejército rojo en su apasionada guerra patriótica contra el fascismo.

Los últimos momentos, previos al final de la guerra, fueron protagonizados por el ejército soviético. En abril de 1945, las tropas soviéticas llegaron a los alrededores de Berlín. Las unidades alemanas ocupaban las posiciones defensivas a lo largo de las orillas occidentales del Oder y el Neisse. En los accesos de Berlín y en la propia ciudad estaba concentrada una agrupación de tropas compuesta por 62 divisiones, de cerca de un millón efectivos, 1500 carros blindados, 10 400 piezas de artillería y morteros y 3 300 aviones de combate.

El propio Berlín fue transformado en una potente fortificación y preparado para los combates de calle. En torno a la ciudad se crearon tres anillos de defensa, y dentro, más de 400 puntos de resistencia protegidos por hormigón armado. Al comenzar la operación, las tropas soviéticas contaban con 149 divisiones de fusileros y 12 divisiones de caballería, 13 cuerpos de carros blindados, 7 motorizados, 15 brigadas de tanques y automotrices especiales, de más de 1 900 000 efectivos en total.

El 29 de abril comenzaron los combates por el Reichstag. Después de realizar varios ataques, unidades de la 171 y la 159 divisiones de fusileros ocuparon de noche el edificio. El 30 de abril, a las 14.25, los sargentos Mijaíl Yegórov y Melitón Kantaria colocaron la Bandera de la Victoria sobre el Reichstag.

El 1 de mayo, a las 3.50, al puesto de mando del 8 Ejército de Guardia fue llevado el jefe del Estado Mayor General del Ejército de Tierra de la Wehrmacht, el general de infantería Krebs, quien dijo estar facultado de sostener negociaciones sobre el armisticio. Pero Stalin ordenó que se podía tratarse de la capitulación incondicional solamente. A los mandos alemanes les fue formulado un ultimátum: si hasta las 10.00 ellos no aceptaban capitular incondicionalmente, las tropas soviéticas asestarían un golpe. Al no recibir respuesta, las unidades soviéticas abrieron fuego a las 10.40. Luego que a eso de las 18.00 se supo que la exigencia de la capitulación fue rechazada, empezó el último asalto a la parte central de la ciudad, donde se encontraba la Cancillería Imperial.

Los combates prosiguieron durante toda la noche del 1 al 2 de mayo, hacia el amanecer todos los locales de la Cancillería fueron ocupados por soldados soviéticos. El 2 de mayo, a las 1.50 de la noche, por radio se recibió información del cese de las operaciones de combate y el envío de parlamentarios. Hacia las 15.00, los restos de la guarnición de Berlín (más de 134 mil efectivos) se entregaron.

El 8 de mayo, a las 22.43, hora de Europa Central (9 de mayo, 00.43, hora de Moscú), el general mariscal de campo Wilhelm Keitel y unos delegados de la Marina de Guerra de Alemania, designados por Dönitz, firmaron el Acta de Capitulación Incondicional. En la operación de Berlín las tropas soviéticas perdieron 78 000 efectivos. Quedaron derrotadas por completo 70 divisiones de infantería, 12 de carros blindados y 11 motorizadas del adversario, fueron hechos prisioneros unos 480 000 efectivos alemanes.

Mientras tanto, los ejércitos del oeste corrían para evitar que el ejército rojo pudiera seguir avanzando más hacia el oeste. Las últimas semanas de la guerra el ejército alemán no ofreció ninguna resistencia a los norteamericanos: al contrario, facilitaban su avance para evitar que el ejército rojo conquistara Berlín. Aun así, los que luego se jactaron en su cine e historiografia de derrotar a Hitler miraban de lejos como el ejército rojo liberaba a Europa.

El 24 de junio de 1945, en la Plaza Roja de Moscú se celebró el Desfile de la Victoria. En su parte culminante desfilaron 200 portaestandartes, arrojando al pie del Mausoleo las banderas de las tropas alemanas derrotadas. En EEUU, Gran Bretaña y la mayoría de los países de Europa Occidental, el Día de la Victoria en la segunda guerra mundial se celebra el 8 de mayo.

Las Naciones Unidas proclamaron el 8 y 9 de mayo como “Días de la Memoria y Reconciliación” y con tal motivo en Moscú se llevarán a cabo importantes reuniones internacionales que recordarán la contribución de la Unión Soviética a la lucha por la libertad. Por eso las palabras de Medvedev hoy a los veteranos de guerra, al pueblo ruso, y a los norteamericanos y europeos:

"Ante todo quiero felicitarles con motivo del Día de la Victoria y asegurarles que Rusia nunca admitirá que se tergiverse la historia de la Segunda Guerra Mundial y de la gran Victoria del pueblo soviético".
A pesar de los intentos por parte de los Estados Unidos y Gran Bretaña de autoproclamarse vencedores, excluyendo a otros aliados menos poderosos y también al invencible ejército rojo, quien fue el gran vencedor de la guerra contra Hitler fue la Unión Soviética. Gracias al ejército rojo el fascismo desapareció de Europa (aunque al detenerse en Berlín posibilitó que el fascismo enmascarado de democracia continuara hasta hoy).

Años de cine hollywoodense, teorías del totalitarismo y libros de propaganda colaboraron en la construcción de una imagen distorsionada de la realidad histórica que favorecía a Occidente en detrimento de Rusia. El estado ruso actual, en la búsqueda de la recuperación de la grandeza pasada y la reconfiguración de su identidad nacional, intenta recomponer un retrato de la guerra alejado de estos malos entendidos y resaltando la importancia de la URSS. En esa operación ha caído, sin embargo, en nuevos malos entendidos y olvidos, ya que ha preferido rescatar el rol de Stalin y del nacionalismo ruso, omitiendo los aspectos más oscuros del dictador y trazando una línea de continuidad entre el pasado zarista, la época soviética y un presente revitalizado que busca legitimarse a través del rescate combinado y parcializado de los logros de ambos regímenes.


lunes, 12 de octubre de 2015

GORKI; LA MADRE Y EL REALISMO SOCIALISTA


El hombre tiene unas necesidades expresivas y comunicativas y uno de los vehículos que utiliza para satisfacerlas es el lenguaje (también los gestos, las imágenes, etc.). A través del discurso lingüístico, el hombre 1) expresa su manera de percibir las cosas (sus sentimientos, sus conocimientos, etc.) y 2) pretende producir un determinado efecto en el receptor (enseñar, emocionar, persuadir, entretener, etc.).

Determinados tipos de discursos lingüísticos han ido codificándose y han ido formando los géneros del discurso, entre los cuales destacan los llamados géneros literarios que son los que están dotados de “literaridad”(en el sentido que hemos visto en el apartado anterior): la lírica, la épica y la dramática y la didáctica (a esta última la llamaremos también en sentido más amplio, prosa de no ficción).

La narrativa realista se vio influenciada por las corrientes que se estaban dando en ese momento:el materialismo, el postivismo y la Teoría de la Evolución de las Especies de Darwin.Durante el siglo XIX la sociedad se vio afectada a causa del capitalismo y la diferencia de clases (el proletariada vs la clase burguesa).Como hemos visto anteriormente un movimiento se antepone al otro por ende el realismo reacciona en contra de la subjetividad del romanticismo y su mayor propósito es mostrat la realidad tal como es. Aunque el movimiento se origino en Francia, abarco toda Europa teniendo sus máximos exponentes en Rusia con León Tolstoi quien escribió "La Guerra y la Paz" y "Ana Karenina" y Antón Chejov con "El Jardín de los Cerezos" y "Una Noche de Espanto".

Vincular el arte y la estética a la lucha política ha sido, es y probablemente será un problema complejo. El intento de abandonar posturas simplificadoras no implica desconocer la capacidad crítica del arte, su potencial transformador y sus aportes a las distintas luchas. En una sociedad alienada, el arte debe poder recuperar su lugar crítico y sus posibilidades de imaginar un mundo distinto, a partir de su capacidad de desnaturalizar las relaciones sociales del capitalismo.

EL MARXISMO Y EL ARTE

Dentro de las obras de Marx, si bien es posible encontrar múltiples referencias al arte, no hay un ordenamiento sistemático ni una obra definitiva sobre este tema sino que se encuentran referencias desordenadas (y muchas veces contradictorias) que han posibilitado diversas interpretaciones: distintas líneas han tomado el fragmento que consideraron más adecuado para su argumentación. Aunque se mostró interesado por los artistas y las obras que se relacionaron de modo directo con las luchas del proletariado, consideró siempre que esta era solamente una de las posibilidades de la actividad artística. Lecturas reduccionistas, concentradas exclusivamente en alguna de las direcciones del pensamiento de Marx en relación a esta temática, han generado una visión estrecha de la misma, ligada al utilitarismo y a la prescripción, es decir como un conjunto de reglas a seguir. En su simplificación más extrema, el arte, dentro de la división base-superestructura, sería un elemento superestructural. Sin embargo es posible afirmar que en Marx el arte y la cultura son elementos dinámicos que se interrelacionan con el resto de la vida y el trabajo y que tienen una gran variedad de usos y posibilidades. No son considerados reflejos o copias subjetivas de una realidad externa, sino que son parte del trabajo y de la actividad transformadora, aun cuando puedan ser analizados como expresión de los intereses de una clase en particular. Aunque ha habido corrientes que han leído en el viejo maestro concepciones miméticas lineales sobre el arte, esto opera como un recorte sobre sus ideas. Desde la óptica de un materialismo mecánico, se considera la cultura solamente como el reflejo de la lucha de clases, lo cual constituye una mirada reduccionista y que quita al arte una gran parte de su potencialidad para desgarrar las costuras de la sociedad.

Según Marx, dentro del capitalismo la creación artística, así como el resto de las actividades, se convierte en un trabajo alienado, y las producciones, en mercancía. De cualquier forma, esto no agota las posibilidades del arte ni lo convierte simplemente en un reflejo de la alineación. Aun bajo las condiciones que le impone el capitalismo, el arte no se reduce a una pura mercancía y mantiene siempre su valor utópico e incluso la posibilidad de transgredir las formas ordinarias de la mercancía, idea que ha sido retomada por Adorno.




MÁXIMO GORKI

Máximo Gorki (1868-1936) es probablemente el más notable de los escritores que desarrollaron su actividad en Rusia tanto antes como después de la revolución de Octubre. Es conveniente señalar esto porque si bien se trata de un autor que desempeñó un papel crucial en el mundo literario de la Unión Soviética, por el que es bastante conocido, también es cierto, y sin duda más relevante, que su obra, extensa y variada, está ambientada casi en su totalidad en la Rusia pre-revolucionaria. En ella hallamos un retrato de las diversas clases sociales que coexistían en aquella época, pero destacan sobre todo las descripciones de los sectores más desfavorecidos de la sociedad, que el joven Gorki conoció por propia experiencia.

El autor se siente un poco identificado con la novela que ha escrito, debido a que La Madre se desarrolla sobre un fondo de acontecimientos históricos reales, como la manifestación obrera del Primero de Mayo celebrada en Sórmovo en 1902 y las actividades del partido revolucionario en dicha ciudad.

Gorki refleja en su obra muy bien el cambio radical que sufre la madre desde que vivía en la casita del arrabal hasta que se proclama llena de majestad y grandeza al final de la obra. Es un obra que muestra muy bien las situaciones por las que pasan sus protagonistas sus reacciones y formas de ser de cada uno, refleja muy bien la realidad.

Gorki era un revolucionario comunista luchaba por la abolición de la propiedad privada y establecer la comunidad de bienes. Se puede decir que Gorki luchaba por lo que luchaba Pelagia en la obra, el quería crear una obra que demostrara la disputa entre el gobierno y la sociedad obrera para conseguir una igualdad total.

Gorki tuvo que trabajar desde pequeño, y contemplo el engaño que sufrían los obreros por parte del gobierno, trabajaban en malas condiciones y un gran porcentaje de su salario que era mínimo tenía que ser donado al estado a través de impuestos, por eso empezó en el a despertarse ese instinto de protestante, revolucionario y guerrero para reivindicar lo que es suyo y una igualdad de bienes.

En su propio sobrenombre refleja la situación del obrero ruso, que el se puso para escribir, protestando y exponiendo su desacuerdo con la forma de vida.

Tras la muerte de su padre, cuando contaba cuatro años de edad, Gorki se trasladó a vivir con la familia de su abuelo, en un ambiente pequeño-burgués venido a menos y en ocasiones rayano en la pobreza. Ese mundo de su niñez, que lo marcó decididamente, se recrea magistralmente en Mi infancia (1913-1914), primera parte de su trilogía autobiográfica.

Gorki esta considerado un modelo de escritor autodidacto. A los once años se marchó de la casa de su abuelo y emprendió una vida llena de aprendizajes incompletos, largas navegaciones por el río Volga y numerosos viajes al sur de Rusia y a Ucrania, que serán el tema del también autobiográfico Mis universidades(1923). El éxito literario le llegó tras la publicación del relato breve Makar Chudraen 1892, donde combina una descripción brillante de la naturaleza con un rico flujo narrativo interno para abordar el tema de la dignidad humana y la libertad en forma folclorista y ultra romántica.

Lo mismo puede decirse de La vieja Izergil (1895), que narra la historia de Danko, quien hace pedazos su corazón para iluminar el camino de la salvación a su tribu. De estos años son también una larga serie de relatos profundamente antiburgueses, que relatan las desesperadas, y en la mayoría de los casos inútiles, protestas de los desheredados contra el ethos capitalista que comienza a adueñarse de la sociedad rusa en el último tercio del siglo XIX. Entre ellos cabe señalar Chelkash (1895), La canción del halcón (1895), Konovalov (1896) yVeintiséis hombres y una mujer (1899). En los albores del siglo XX, Gorki escribe varias novelas sobre el mundo del comercio, como Foma Gordeev (1900) yNosotros tres (1901), que si bien son vigorosas y de colorida expresión, padecen de cierta debilidad en su estructura.

Su primera obra de teatro, Los pequeños burgueses (1902), explora el tema de la rebelión contra la sociedad en un medio burgués e introduce por primera vez al héroe que milita activamente en favor de la causa proletaria. Su segunda obra, Los bajos fondos (1903), gozó de un éxito fulminante. En ella se manifiesta una retórica heredera de los sermones religiosos, que acompañará a buena parte de la obra posterior de Gorki y que irá adquiriendo un carácter abiertamente político.


En realidad, Gorki parece menos interesado en esos devaneos proletarios que en la descripción de la vida provinciana y la decisiva futilidad de sus protagonistas, con un espíritu que parece ser deudor de la obra de Antón Chéjov. Así, sus piezas teatrales Los veraneantes (1905) y Los hijos del sol (1905), como sus obras en prosa La ciudad Okurov (1910) y La vida de Matvei Kozhemiakin (1911), indican su deseo de alejarse de los temas que dictaba la realidad inmediata, de la misma manera que se vio obligado a apartarse físicamente de Rusia por orden de las autoridades zaristas para instalarse en la isla de Capri.

La obra más característica de los años de su primer destierro es la novela escrita en primera persona, La confesión (1908), que evidencia su interés en la construcción de un Dios diferente para el imaginario popular. En 1913 se le permite regresar a Rusia, donde se vio abrumado por los excesos de la revolución bolchevique y la guerra civil y sostuvo varias discusiones con Lenin, especialmente a causa de la política cultural comunista. Finalmente, esa disconformidad y su manifiesto apoyo a muchos intelectuales represaliados o forzados al exilio le hicieron tomar la decisión de abandonar nuevamente su tierra y volver a Capri, aunque formalmente alegó razones de salud.

En la isla, en la década de 1920, escribió su mejor novela, El negocio de los Artamonov (1925), y emprendió la monumental y épica La vida de Klim Samgin, que la muerte no le permitió concluir. Esas obras y algunas piezas para teatro escritas en esos años evidencian que le era imposible conciliar sus intereses artísticos con la idea estalinista de la literatura. Sin embargo, en 1928 regresó nuevamente a Rusia, convirtiéndose en vocero del régimen y abogado de la doctrina del realismo socialista, lo que tuvo un decisivo y nefasto efecto sobre su reputación intelectual. Murió en Moscú en circunstancias que todavía no han sido aclaradas.

Los libros es el medio principal de comunicación en esta época, por eso el estado la iglesia y otras instituciones censuraban todo aquello que pudiera ser perjudicioso para ellos, por eso en la novela solo pueden pedir la libertad del pueblo obrero mediante folletos que expresan de forma libre los pensamientos de estas personas, folletos que al igual de muchos libros estaban prohibidos y que por tenerlos podías ir a la cárcel.

Apareció un nuevo movimiento radical, llamado populismo cuyas características y fines se parecen mucho a los buscados por Pelagia, Pavel y sus amigos en la novela.




GORKI Y EL REALISMO SOCIALISTA


La esencia del Realismo Socialista reside en las premisas de los escritos de Marx, Engels y Lenin. El arte debía ser accesible a las masas y tener un propósito social desde una óptica optimista e idealizada que proporcionara la imagen de un futuro glorioso de la URSS bajo la era comunista. Todo arte formalista y progresista fue censurado como capitalista y burgués, desprovisto de importancia para el proletariado. Su propósito era elevar al trabajador común presentando su vida y trabajo como admirable. Es decir, su objetivo era educar a la gente en las metas y el significado del comunismo.

El realismo socialista en su versión más ortodoxa no fue importante en países con otros regímenes políticos, pero ciertas corrientes artísticas tienen analogías con aquél, como el muralismo mexicano de Siqueiros, Rivera y Orozco, caracterizado por un claro compromiso social, una expresa vinculación ideológica con el socialismo y cierto despojamiento de elementos puramente ornamentales o formales en aras de la claridad y eficacia del mensaje social. La misma situación se observa en la Escuela Nacionalista de Música en México donde sobresalen obras de Carlos Chávez, José Pablo Moncayo, Blas Galindo y Salvador Contreras y otros compositores que escribieron obras para apoyar tal tendencia estética utilizando elementos supuestamente folclóricos. El realismo socialista musical en México sigue vigente con obras como el Danzón no. 2 de Arturo Márquez

Su objetivo es exaltar al trabajador común, sea industrial o agrícola, al presentar su vida, trabajo y recreación como algo admirable. En otras palabras, su objetivo es educar al pueblo en las miras y significado del socialismo. La meta final es crear lo que Lenin llamó un tipo de ser humano completamente nuevo, el Nuevo Hombre Soviético. Stalin describió a los ejecutores del realismo socialista como ingenieros de almas.

En su última etapa en suelo ruso, Gorki se convierte en propagandista del estalinismo y en 1934 es el primer director de la Unión de Escritores Soviéticos, desde la que aboga por los principios del realismo socialista. Su producción literaria en esta época abarca algunas novelas sobre la Rusia pre-soviética, como Los Artamónov (1925), que describe la vida de tres generaciones de una familia propietaria de una fábrica en la Rusia rural, geniales libros de recuerdos sobre otros escritores, como Tolstói, Chéjov o Andréiev, y también fragmentos que ensalzan algunos de los aspectos más brutales del estalinismo, como la construcción del canal entre el mar Blanco y el Báltico, en un libro del que fue editor en 1933. No obstante, su distanciamiento del régimen en 1936, último año de su vida, cuando fue puesto bajo arresto domiciliario, ha motivado especulaciones sobre un hipotético asesinato que nunca han podido ser probadas. En 1932 Gorki vio como Nizhni Nóvgorod, la ciudad que le había visto nacer, pasaba a llamarse con su nombre. La denominación se mantuvo hasta 1990.


La imagen que hoy tenemos de Máximo Gorki como hombre de su época es sobre todo la de alguien atrapado entre la rebeldía ante una triste realidad que conoció y sufrió en su propia piel y unas relaciones complicadas con el poder dictatorial al que la revolución en la que había puesto sus esperanzas estaba dando lugar. Este carácter de puente entre dos mundos es tal vez lo que mejor sintetiza su vida. Por lo que respecta a su obra, ésta permanece entre nosotros sobre todo por el retrato que su enorme talento de narrador le permitió dibujar de los años que precedieron a la revolución de Octubre, un retrato que refleja todo el dolor y también la esperanza de aquel tiempo. El impulso descarnado e indagador de su prosa, que evidencia siempre un compromiso con la transformación de la realidad, sigue mostrándosenos hoy como una contribución original y brillante a la gran literatura que el mundo necesita.

SU OBRA CLAVE: LA MADRE

El título más importante de ese giro proletario es La madre (1907), escrita durante un viaje que realizó a Estados Unidos para recolectar fondos para la causa bolchevique. La novela narra la historia de una madre que adopta la causa del socialismo como una suerte de religión, después de que su hijo, un activista político, es arrestado. Elogiada con entusiasmo por Lenin, adquirió una injustificada fama durante el período soviético, como ejemplo del triunfo inevitable de las ideas comunistas.

La novela arranca con la muerte del obrero Mijaíl Vlásov, un hombre que martirizó física y anímicamente a su mujer Pelagia (cuyo patrónimo es Nílovna) durante los años que duró su matrimonio. Fruto del mismo es Pável cuyo carácter se va tornando cada vez más reservado. Pelagia no obtendrá explicación de este cambio de comportamiento hasta que un día Pável decide celebrar una reunión con algunos de sus compañeros en su propio hogar. En esa reunión, la madre tomará conocimiento de las inclinaciones políticas de su hijo, líder socialista en la fábrica en la que trabaja, y conocerá a las personas que componen su círculo más íntimo.

En el transcurso de la historia, el lector puede apreciar el cambio de actitud de la madre hacia la actividad política. En un primer momento, su reacción es de rechazo, un rechazo que tiene su origen en el miedo que ha venido arrastrando a lo largo de su vida. Sin embargo, poco a poco se va involucrando en las reuniones de su hijo con sus compañeros de partido, a los cuales acaba tratando y considerando como si fueran sus propios hijos (quien sigue la historia acaba comprendiendo que Pelagia no es sólo la madre de Pável, sino también de todos sus compañeros, de toda la causa que defienden): su relación con personajes como Andrés, Natasha o Rybin es cada vez más estrecha.

Como consecuencia de sus actividades políticas, Pável es detenido por la policía zarista. A partir de ese momento, Pelagia deja de comportarse como una mera espectadora,y comienza a colaborar activamente en las actividades del partido: llevando pasquines a la fábrica de su hijo, transportando periódicos ilegales a las zonas rurales o transmitiendo a campesinos y trabajadores la ideología socialista aprendida de su hijo, a la que ella da un tinte religioso: desde su punto de vista, religión y socialismo defienden el reinado de las clases humildes.

Finalmente, Pável y sus colaboradores son declarados culpables y enviados a Siberia en un juicio amañado. Al poco tiempo, y cuando la madre se dispone a transportar de nuevo documentación política ilegal, comprende que ha sido seguida por un espía zarista, siendo detenida y duramente golpeada (al defender frente a aquellos que la rodean sus recién adquiridas posiciones políticas en el momento de su detención). Gorki cierra en falso la novela al no aclarar al lector el destino final de la madre.

LA LITERATURA COMO VEHÍCULO DE ESCAPE DE LA REALIDAD Y CRÍTICA 

El arte es una de las formas de la conciencia social. Su particularidad característica consiste en reflejar, reproducir la realidad mediante imágenes sensoriales. El arte, como toda ideología, es determinado en última instancia por las condiciones materiales de la vida social. En la sociedad de clases, el arte sirve de expresión a los intereses de las diversas clases y es un arma ideológica en la lucha de clases. El desarrollo del arte en la sociedad de clases antagónicas se efectúa de manera extraordinariamente contradictoria y desigual. Por ejemplo, la sociedad burguesa, a pesar de su nivel superior de desarrollo en la producción con respecto a la sociedad antigua, sin embargo, favorece mucho menos que ésta el desarrollo del arte. “La producción capitalista, escribía Marx, es enemiga de algunas ramas de la producción espiritual, tales como el arte y la poesía”. Por eso, bajo el capitalismo, el arte puede desarrollarse en una u otra forma, sólo entrando continuamente en contradicción con las clases dominantes. La mayoría de los grandes artistas que pertenecen a las clases explotadoras y que aspiran a dar una imagen auténtica, realista, de la realidad, en sus creaciones, entran en contradicción con las ideas y los intereses de sus clases (Pushkin, Gogol, Tolstoi y otros). Una parte de ellos se pasa a las posiciones de las clases avanzadas y oprimidas. Con la aparición del proletariado revolucionario en el escenario histórico, con la agudización de la lucha de clases, el arte burgués se hace cada vez más falso e hipócrita. Bajo el imperialismo, el arte burgués experimenta una degeneración definitiva. En la lucha contra la ideología burguesa reaccionaria, el arte proletario se desarrolla en el seno mismo del viejo régimen (Gorki). El arte alcanza su florecimiento bajo la dictadura del proletariado, en la época del socialismo. El arte del proletariado es decididamente de clase y de partido, y se forma en la lucha por la sociedad comunista. Al mismo tiempo, es un arte auténticamente popular, puesto que es creado por el pueblo, sirve a su causa y se nutre de sus pensamientos y de sus sentimientos. El arte socialista, por ser una nueva fase en la evolución histórica del arte, no puede desarrollarse más que asimilando y utilizando críticamente todo lo valioso que la cultura humana ha creado a lo largo de su evolución de muchos siglos. El método fundamental del arte soviético es el realismo socialista, método que permite reflejar profunda y verazmente la vida social, formar una conciencia de la vida desde el punto de vista de los objetivos socialistas del proletariado y emplear el arte como un poderoso instrumento de educación comunista de los trabajadores.

Arte en el Diccionario soviético de filosofía

EL VODKA Y LA URSS VERDADES Y MITOS

Estaréis pensando en el vodka como la bebida nacional y más consumida por los rusos, la realidad es otra

El vodka, al parecer la bebida alcohólica más pura y simple de producir, es el resultado de un proceso de destilación relativamente complejo que no fue inventado hasta el siglo XV. Sin embargo, la relativa juventud del vodka —tiene unos 8000 años menos que el vino— no le impidió ganar rápidamente gran popularidad en Europa del Este y Rusia.

En Rusia se lo llamaba samogónka. Posteriormente se impuso abreviar la expresión vodá agua y utilizarla en diminutivo, quedando en “vodka”, que significa literalmente “agüita”.3 Pero generalmente suele darse la explicación, que la palabra vodka viene de la palabra rusa "vodá", que significa "agua". La palabra vodka comienza a emplearse sólo a partir del siglo XVII. En los países del este “vodka” sirve para designar cualquier bebida de alta graduación. A este respecto, hay que tener en cuenta, como sucede con frecuencia con las palabras extranjeras utilizadas fuera del contexto de esa lengua extranjera, que “vodka” significa una realidad distinta en los países del este y en los países de habla castellana, inglesa o francesa

SU HISTORIA

La palabra “vodka” (que, por cierto, en ruso es siempre femenina: “la vodka”) tiene la misma raíz que vodá, agua. El término se consolidó entre los siglos XIV y XV y fue cambiando de sentido con el tiempo. El primer significado autónomo que tuvo fue “vino” pero en los siglos XIX-XX empezó a utilizarse para designar bebidas alcohólicas de fuerte graduación producidas por la fermentación de grano o patata.

Composición

Antes de que llegase el vodka como se entiende ahora —H2O + CH3-CH2OH, es decir, agua y etanol— no cabía inducir sabores —de menta, de enebro, etc.— a un alcohol puro e insípido. Había que inducirlos a un aguardiente, a una destilación imperfecta con sabores de la materia de procedencia. El ideal de los alquimistas fue aislar completamente el alcohol, incluso del agua. El vodka es alcohol puro —agua y alcohol—, pero no alcohol absoluto: solo alcohol sin incluso agua. El alcohol absoluto es costoso de obtener y solo se logró obtenerlo bien entrado el siglo XX. Existe una marca que se llama Absolut vodka, muy sugerente como producto, pero que tiene un 60 % de agua, pues las legislaciones no suelen permitir vender al por menor una concentración alcohólica superior a los 40 o 43 grados. Tampoco suelen permitir9 que se venda al por menor alcohol puro —agua y alcohol— y neutro —sin desnaturalizar—, si no es bajo la denominación vodka. En eso consiste el llamado “vodka para cócteles”. Se trata de una simple mezcla de alcohol y agua. Todas las bebidas alcohólicas —salvo el vodka— se componen de alcohol, agua y algo más. En ocasiones en la botella de vodka se hace constar las materias primas de proveniencia; pero ello es irrelevante desde el punto de vista de la composición del vodka: agua y alcohol. A lo más está levísimamente aromatizado.


El origen de la comercialización del alcohol puro e insípido que en Occidente denominamos vodka está ligado a la marca Stolichnaya y se popularizó al final de la Segunda Guerra Mundial. Se vendía inicialmente como “whisky blanco”, y su eslogan era “sin gusto ni olor”. Resultó muy útil para cócteles.10 Sin embargo, como hace notar Gordon Brown, si el vodka no se vendiese bajo ese nombre sino con el de “alcohol neutro” perdería todo su encanto. Los nombres rusos del vodka dan pistas sobre ese sabor suave o sobre el origen del producto. Limonnaya significa con sabor a limón, Krepkaya indica que es fuerte, Moskovskaya, que proviene de Moscú, etc.

EL VODKA EN LA ACTUALIDAD

“¡El vodka es nuestro enemigo, así que tendremos que consumirlo!” y “¡Nunca puede haber suficiente vodka!”, parecen resumir el estereotipo de la opinión rusa respecto al alcohol. Con frases como esas y la costumbre de nunca dejar una botella sin terminar, es bastante fácil entender por qué los extranjeros tienen la falsa sensación de que todos los rusos siempre están bebiendo vodka. Sin embargo, no todos los rusos beben tanto. Según Rosstat, el 40% de la población rusa se abstiene por completo del alcohol. En comparación, el 37% de los estadounidenses se declaraba totalmente abstemio en un estudio de la Autoridad Mundial de la Salud en 2011.

Sorprendentemente, el dominio del vodka se vio amenazado a medida que la cerveza iba ganando popularidad en Rusia. Considerada “más sana” por algunos, la cerveza experimentó un incremento en las ventas de un 40% durante la pasada década.

Huelga decir que el alcoholismo sigue siendo claramente un problema es en Rusia, con cerca de dos millones de casos diagnosticados en 2011 según la Organización Mundial de la Salud.

Basta con pasar por un “perejod” (paso subterráneo) del metro para encontrarse con mendigos y alborotadores ebrios. El problema del alcoholismo es muy evidente. No obstante, se ha registrado una mejora considerable durante los últimos años.

En 2010, el consumo medio anual por persona en Rusia ascendía a unos asombrosos 18 litros. En 2013, esta cantidad cayó hasta los 13,5 litros según Rosstat. 13,5 litros sigue siendo un consumo algo mayor que el de otros países occidentales que, según los cálculos de la OMS en 2011, se encontraba entonces entre los 7,5 y los 10 litros anuales. A pesar de todo, se trata de un impresionante descenso en el consumo el 25%.

Aunque, LTP que se cerraron, hay muchos hospitales privados están llevando atratamiento de los alcohólicos y adictos a las drogas. Algunos de ellos son métodos ilegales y crudo en lugar de tratamiento, incluyendo golpizas y el uso de esposas. Pero los parientes rara vez se quejan a la policía, ellos creen, que tales medidas extremas son necesarias, para salvar a un ser querido de alcoholismo.

En Rusia, de hecho, cambió su actitud hacia el alcohol. Por un lado, un poco de ruso – La gente de negocios, Tecnócratas, los trabajadores calificados, adoptado una cultura más civilizada del consumo de alcohol. Beben el vino o la cerveza sólo es bueno en pequeñas cantidades, y, a menudo no beben en absoluto. Por otro lado, para la mayoría de la población, incluidos los jóvenes, potable sigue siendo la forma tradicional de ocio. Y, a pesar de los esfuerzos del Gobierno, El vodka y la cerveza es ahora más barato y más accesible, que en tiempos soviéticos.