¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

martes, 5 de mayo de 2015

LAS BRUJAS DE ZUGARRAMURDI

Aprovechando la película de Álex de la Iglesia, este artículo pretende arrojar un poco de luz sobre Zugarramurdi y su verdadera historia.

Zugarramurdi, "el pueblo de las brujas", es una pequeña localidad navarra situada a escasos kilómetros de la frontera con Francia. Pasear por sus calles es un viaje hacia el pasado, una aventura que nos traslada a épocas en la que superstición y la magia reinaban en nuestro país.

Zugarramurdi ha entrado en la historia por los hechos que sucedieron en el territorio de Xareta hace ya 400 años. En sus cuevas tuvieron lugar los supuestos aquelarres que dieron pie a que la memoria de Zugarramurdi quede para siempre unida al proceso de la Inquisición por el que en la Edad Media una treintena de personas naturales de la localidad fueran ajusticiadas o castigadas de manera despiadada. ¿Envidias? ¿Diferencias culturales o políticas? ¿dominio?  Son diversos los argumentos que tratan de esclarecer aquellos hechos. Por un lado, el aislamiento del norte de Navarra favoreció la conservación de teorías de adoración al diablo y de remedios naturales que quizás se confundieron con brujería.

Como resultado de la intervención de los inquisidores fueron encausadas 53 personas de la comarca, que fueron llevadas a Logroño. La mayoría de ellas murieron en las cárceles o en el camino. El 7 de noviembre de 1610 se celebró el Auto de fe y, como resultado del mismo, 21 arrestados fueron acusados de delitos menores, 21 fueron perdonados y 11 condenados a la hoguera (6 en persona y 5 en efigie, junto con sus restos mortales), habiendo sido quemados el domingo 8 de noviembre de 1610.


LOS MITOS DE ZUGARRAMURDI: LA LUCHA POR EL PODER CULTURAL


Zugarramurdi y las localidades colindantes han pasado a la historia por la leyenda negra de sus brujas. Pero en realidad sus brujas eran conocedoras de la Naturaleza, sabedoras de los bienes y males del uso de las plantas, animales y brebajes. Tradiciones que se siguen conservando entre algunos escogidos, y recordando en pleno siglo XXI cuando cada año los lugareños escenifican los cultos que allí se practicaban en la catedral del Diablo.

La inmensa mayoría de los cultos que se practicaban y practican en estas tierras están estrechamente relacionados con las tradiciones de la teogonía vasca. Sus gentes eran y son adoradores del Sol y de las fuerzas de la naturaleza, representada por la diosa Mari. De la misma forma que se daba culto a Aker, encarnado en un macho cabrío, que representaba la virilidad, la caza, etc.

Esto era un problema para la Iglesia Católica ya que el control de la educación y la cultura crean una igualdad de saberes y un pensamiento único, eliminando todo tipo de disidencia intelectual mediante la persecución y la eliminación física.

A través de los mitos, los tópicos, los estereotipos y el miedo la Iglesia empezó a perseguir a todos aquellos que disentían o cuestionaban sus dogmas: Utilizando la Inquisición como brazo ejecutor, creada por el pontificado en 1184 mediante una bula del papa Lucio III, la Iglesia se encargó de perseguir y eliminar todos los rituales paganos realizados en el norte de la Península ibérica bajo acusación de brujería y servidumbre al diablo.

Sin embargo, las brujas no eran personas malas y feas, como las ha descrito la literatura universal, sino mujeres generadoras de un conocimiento específico. En el medievo, cuando predominaba un modelo social masculino, el saber de las brujas fue considerado amenazante, por lo que fue perseguido y destruido junto con ellas en las hogueras.

Estas " brujas" eran  parteras, alquimistas, perfumistas, nodrizas o cocineras que tenían conocimiento en campos como la anatomía, la botánica, la sexualidad, el amor o la reproducción, y que prestaban un importante servicio a la comunidad. Conocían mucho de plantas, animales y minerales, y creaban recetas para curar, lo cual fue interpretado por los grupos dominantes del medievo como un poder del Diablo.

La quema de herejes y brujas responde al castigo público al que representa un peligro al poder establecido, que en aquel momento era la iglesia católica. Asesinando y torturando a cualquiera que ofreciera una explicación contraria a la Iglesia, esta se garantizaba que nadie dudaba de su poder. No habría escisiones religiosas, paganismo, etc.


Las élites eclesiásticas, políticas y económicas, que se consolidaban en aquellos tiempos, comenzaron a desarrollar un modelo social muy masculino y consideraban que el saber que las mujeres tenían, especialmente en sexualidad y reproducción, representaba una amenaza. Las brujas comenzaron a almacenar conocimiento muy importante sobre el control de la reproducción y sabían preparar diversos abortivos. Este conocimiento implicaba la posibilidad de ejercer una sexualidad más libre, lo cual ponía en riesgo la hegemonía masculina y, por ello, los hombres expropiaron su conocimiento y las aniquilaron en las hogueras.


1 comentario: