¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

miércoles, 11 de marzo de 2015

LA NECESIDAD DE LA TERCERA REPÚBLICA

¿Por qué República? Para muchos es únicamente es una forma de estado más, consideran que es cambiar en rey por un presidente de la República. Sin embargo, la lucha por la III República es una necesidad democrática que reclama no solo el legítimo régimen ahogado en sangre por un golpe de estado militar a apoyado por las potencias fascistas sino una alternativa a la oleada neoliberal de la troika y las políticas de austeridad que ahogan a los ciudadanos.



La modificación del artículo 135: la sentencia de muerte de la Constitución

Treinta y siete años después de aprobada la Constitución que ha regido desde entonces la vida de nuestra sociedad, tenemos la firme convicción de que ha llegado el momento de poner fin a tamaña anomalía. Es evidente que los escándalos de todo orden que han salpicado últimamente a la Casa Real han contribuido a acrecentar la desafección entre la ciudadanía hacia la persona del rey y su familia. No es una cuestión de personas, sino de la institución monárquica en sí, a la que consideramos obsoleta, anacrónica y contraria a los principios de la democracia, conforme a la cual todos los que nos representan han de ser libremente elegidos por el pueblo, incluido el jefe del Estado.

La constitución en la que se sostiene la monarquía es papel mojado: no solamente no se cumplen los derechos y libertades que garantizan a los españoles, no solamente se ha modificado el art 135 entre el PPSOE bajo llamada telefónica desde Bruselas, no so solamente ha permitido la aprobación de la Ley Mordaza que criminaliza la protesta social sino que no garantiza una serie de derechos a sus habitantes como el derecho al trabajo, la vivienda, o a pan; derechos recogidos en la declaración de la Derechos Humanos.

La constitución monárquica está muerta. Aquellos que la firmaron y mantuvieron la han sacrificado en el altar de la troika sino que la esgrimen de manera torticera para justificar la unidad de España omitiendo los derechos y libertades que sistemáticamente violan de los propios españoles. Los propios patriotas que se emocionan al escuchar el himno y lagrimean al ver ondear la rojigualda callan ante tantas atrocidades a la población y la ciudadanía.

Todos los imperios nacen y mueren. Y este no será distinto

La necesidad de la Tercera República: Democracia frente a Mercados

La lucha por la Tercera República implica tomar partido: o se está con la gente y la sociedad o con los capataces de la troika europea y mundial. No hay término medio. Esta lucha implica el cuestionamiento del sistema económico. Que el capitalismo ha fracasado es un hecho: desahucios, despidos libres, recortes en servicios sociales, privatización de servicios públicos... todo esto ha sido posible por la herencia de un sistema corrupto que ha permitido actuar impunemente a ladrones y mangantes con un halo de complicidad. Aquellos que destruyeron el precario Estado de Bienestar están ahora sentados en los consejos de administración de grandes empresas.

Un Estado del Bienestar que nunca existió: que vendió una parte de la riqueza de los trabajadores repercutiría en el ciudadano en forma de bienes y servicios: sanidad, vivienda, infraestructuras, educación, subsidios a los parados, pensiones…

La llegada de la  crisis ha demostrado que el sueño de Morfeo era solamente eso: un sueño que ocultaba la cruda realidad donde nos vendieron que la gente era más rica, y consiguieron que cayéramos en una espiral de consumismo, de gastos innecesarios y de endeudamiento.

Volvemos a la pregunta clásica ¿qué hacer?:

  •  Recalcar la responsabilidad ética de los seres humanos, en contraposición a la irresponsabilidad moral que ha fomentado el capitalismo.
  • ·   Cambiar la idea de bienestar del ser humano: el ser humano necesita vivir bien pero ese bienestar no tiene por qué provenir del materialismo y el consumo sino de tener lo suficiente para vivir: Vivienda, pan y trabajo.
  • ·   Cambiar la mentalidad económica vigente: Crear una economía más humana, que tenga como objetivo el bien común
Bajo esta nuevo mentalidad económica orientada al ser humano y no a la especulación y al crecimiento es necesario asentar las bases de la mentalidad republicana:


    • Porque los derechos sociales recogidos en la Constitución se han convertido desde el principio en papel mojado. Así, por ejemplo, el derecho al trabajo (art. 35) y el derecho a una vivienda digna (art. 47). Es un sarcasmo que en ella se afirme que “los poderes públicos realizarán una política orientada al pleno empleo” (art. 40) y que impedirán la especulación del suelo (art. 47). 
    • Porque el régimen actual es incapaz por su propia naturaleza de ofrecer una vida digna a los millones de trabajadores que están en el paro, a los miles de ciudadanos que son desahuciados por los mismos bancos que han sido rescatados con miles de millones de euros procedentes de fondos públicos, a los jóvenes que trabajan con sueldos basura o que se ven obligados a emigrar para poder vivir, a los jubilados que sobreviven a duras penas con pensiones de miseria.
    •  Porque un Estado laico, respetuoso con las creencias y defensor insobornable de la hegemonía del poder civil, es un fruto maduro del espíritu republicano, no de un trasnochado ideario monárquico: es necesario librar a España del yugo de la cruz y la espada del franquismo. Cuando contemplamos día a día el deterioro creciente de lo público en beneficio de una casta privilegiada, hay que afirmar con toda claridad que únicamente la III República podrá garantizar en el futuro una educación y una sanidad públicas y de calidad.
    • Porque  la República traerá consigo una verdadera ruptura con el régimen franquista y la farsa de.la Transición  que encarna el siniestro continuismo del “atado y bien atado” mediante la monarquía borbónica y un parlamento que no representa a la ciudadanía. Al igual que  la II República rompió con el caciquismo de la Restauración, así la nueva República deberá romper con el franquismo encubierto de la Transición.
      • Porque es indigno que un régimen como el actual permita que sigan enterrados como perros en las cunetas miles de republicanos después de más de 70 años de terminada la guerra de España y no sólo no haya reparado a las víctimas sino que ni siquiera se ha atrevido a declarar ilegales e ilegítimos los consejos de guerra del franquismo que condenaron a penas de muerte o de cárcel a decenas de miles de españoles por sus ideas democráticas.
      • Porque estamos en guerra y nuestra disyuntiva es DEMOCRACIA O MERCADOS
      Por eso es necesaria la Tercera República. porque es una necesidad humana.

          2 comentarios:

          1. Nos identificamos con el contenido de este "blog" totalmente. Unidos Venceremos! www.la-verdad-es-libertad.blogspot.com

            ResponderEliminar
          2. Nos identificamos con el contenido de este "blog" totalmente. Unidos Venceremos! www.la-verdad-es-libertad.blogspot.com

            ResponderEliminar