¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

AL NO PODER ACEPTAR QUE SOMOS LIBRES EN JAULAS, NOS MOVEMOS EN MUNDOS DE PALABRAS QUERIENDO SER LIBRES

COMPAÑEROS DE LUCHA EN PLUMA AFILADA

AVISO TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

Blog bajo licencia Creative Commons

Licencia de Creative Commons

TODOS LOS TEXTOS ESTÁN REGISTRADOS

POEMAS, CUENTOS Y ESCRITOS REVOLUCIONARIOS DE DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Para utilizar primero y siempre sin ánimo de lucro ha de consultar al autor. Daniel Fernández Abella todos los derechos reservados.

viernes, 20 de marzo de 2015

21M. LA DIGNIDAD EN MARCHA

Como el año pasado, las Marchas de la Dignidad vuelven a Madrid a reclamar Pan, trabajo, Vivienda y Dignidad.

La convocatoria comienza con las columnas y los autobuses que saldrán desde un gran número de ciudades del estado, pero se irán juntando progresivamente en Madrid, en diversas columnas (ver el mapa adjunto) hasta que lleguen todas a la Plaza de Colón a las 18h de la tarde. Y se pretende que al igual que el año pasado se convierta en una respuesta masiva de la población frente la política de los recortes, la corrupción y el empobrecimiento masivo que tenemos.

LA NECESIDAD DE LAS MARCHAS DE LA DIGNIDAD

Los progresivos ataques al maltrecho Estado del Bienestar y a los derechos básicos de las personas son un motivo más que suficiente para participar en en esta manifestación. Otros datos que avalan la necesidad de esta movilización son : la tasa de paro (EPA) sigue situada en el 24% de población con más de cinco millones y medio de personas en situación de desempleo, la cobertura de prestaciones a la personas sin empleo no llega al 58%. Cerca de tres millones de personas carecen de ingresos, situación que afecta a más de medio millón de hogares. Los empleos que se crean son precarios y con salarios de miseria por lo que hoy se es pobre incluso teniendo empleo. En este sentido la diferencia salarial entre hombres y mujeres es del 24%. El paro juvenil sigue superando el 55% y cada día son más los jóvenes que, como sus abuelos, tienen que emigrar para poder tener el futuro que este país les niega. Las pensiones pierden poder adquisitivo año tras año y su revalorización es una vergüenza.

En esta situación económica es alarmante el aumento de la pobreza que se sitúa en el 30 % de la población, una de cada cinco personas está en riesgo de pobreza severa y de exclusión social, esta pobreza tiene mayoritariamente rostro infantil y de mujer. El aumento de la precariedad social, fruto de estas políticas de recortes, de la precariedad laboral y salarial, de eliminación de derechos y coberturas sociales, aumenta el número de personas afectadas por los desahucios y por lo que se ha dado en llamar pobreza energética (cortes de los servicios de luz, agua y gas). Este invierno han muerto personas a consecuencia de la precaria situación de los hogares.

POR QUE ES UNA OBLIGACIÓN PARTICIPAR EN LAS MARCHAS

Nuestra historia está repleta de leyes injustas que fueron modificadas gracias a la presión social: desde la esclavitud hasta el aparheid, la desobediencia civil es un motor de cambio de la sociedad.
El ser humano es el único ser vivo que es capaz de crear su propio destino. Puede desafiar todas las normas establecidas por la propia sociedad, por los dioses y por la naturaleza y salir victorioso gracias a su lucha y a su constancia.

La desobediencia civil ha sido el motor que ha permitido derruir imperios, acabar con la esclavitud, mejorar las condiciones de vida de la gente, exigir los mismos derechos que las clases dominantes…. Es una parte fundamental de nuestra existencia.

Que el estado garantice pan, trabajo y techo es un derecho y una obligación que debe a los ciudadanos, sujetos que tienen el derecho de exigirle unas herramientas para tener unas condiciones de vida dignas ya que son, en última instancia, la base en la que se sustenta todo estado.

La política se basa en una lucha de un poder contra otra otro. El resultado para que uno sea derrocado y la balanza se rompa es la desobediencia. Sin embargo, la desobediencia tiene que tener una base: no valen los rebeldes sin causa, como el mítico James Dean. Toda rebeldía nace del pensamiento.


  • ¿Es legítimo desobedecer? Sí, cuando un presidente llega al gobierno con un programa y lo incumple paulatinamente aludiendo a algo tan abstracto como la realidad.
  • ¿Es legítimo desobedecer? Sí, cuando tratan de imponer mediante la coacción un pensamiento único, hay que recordad que el arma más poderosa y más eficaz es la educación
  • ¿Es legítimo desobedecer? Sí, cuando la democracia está secuestrada por los banqueros y beneficia a una élite mientras el resto de la población sufre.
  • ¿Es legítimo desobedecer? Sí, porque la historia nos ha demostrado que la única forma de conseguir derechos son nuestras propias manos y nosotros mismos.
  • ¿Es legítimo desobedecer? Sí, porque es el único motor del cambio.
Las alternativas son claras:
  • · Recalcar la responsabilidad ética de los seres humanos, en contraposición a la irresponsabilidad moral que ha fomentado el capitalismo.
  • · Cambiar la idea de bienestar del ser humano: el ser humano necesita vivir bien pero ese bienestar no tiene por qué provenir del materialismo y el consumo sino de tener lo suficiente para vivir: Vivienda, pan y trabajo.
  • · Cambiar la mentalidad económica vigente: Crear una economía más humana, que tenga como objetivo el bien común

No tenemos nada que perder salvo las cadenas. Quieren quitarnos las manos,  las manos que fabrican los utensilios, las que utilizan las herramientas, las que generan riqueza, pero nuestras manos son nuestras.





2 comentarios:

  1. Absolutamente de acuerdo con todo lo que aquí exponés, estimado Daniel. Habría mucho por decir al respecto, y mucho por hacer, tal como bien explicás. No se concibe que en el SXXI, aún se siga manteniendo a los parásitos de la realeza con vuestros impuestos que van a parar a las arcas de ellos. De los políticos, nada me sorprende, tienen que conseguir votos, y la mejor manera de hacerlo es presentar una plataforma tentadora, la cual no han de cumplir, porque a ellos los financian las multinacionales y en función de ellos gobiernan. El pueblo tiene el poder, el pueblo, si se une y lo pone en marcha, puede derrocar un gobierno, la historia lo demuestra; deben darse cuenta que son mayoría, y que como los pusieron en el sillón presidencial, también pueden sacarlos, claro que un golpe de estado, aunque sea civil, no siempre resulta conveniente, pero sí pueden pararle el país. Como dijo Marx "globalización obrera". Por último, parafraseando al Papa Francisco I (en otro contexto) "Salgan y hagan lío" Creo que las marchas se imponen, pero sin tregua, sin solución de continuidad, no deben dejar de manifestarse multitudinariamente cada día. Ya están mal ¿Qué tanto más podrían estar? Hay que jugarse, aunque vengan degollando. Mi corazón con tu pueblo. Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. TAMBIÉN PUBLICADO AQUÍ http://cli-as.org/21m-la-dignidad-en-marcha/

    ResponderEliminar